SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 24 de enero de 2018

LA REAL SOCIEDAD ECONÓMICA SEVILLANA DE LOS AMIGOS DEL PAÍS Y SU MEDALLA FUNDACIONAL

La Real Sociedad Económica Sevillana de Amigos del País, es una de las asociaciones privadas más antiguas de Andalucía. Desde sus orígenes en 1775, ha tratado de conciliar el interés de la sociedad civil y el futuro económico del país. Fue declarada Real Sociedad Económica por Carlos III, en 1777. La personalidad de los socios de esta Corporación, siempre se ha caracterizado por su deseo de trabajar desinteresadamente por los demás ciudadanos.

La Real Sociedad Económica Sevillana de Amigos del País, es una Corporación histórica de carácter benéfico sin ánimo de lucro, que inició sus actividades el 15 de abril de 1775, y desde entonces sigue desarrollando su labor altruista.Con un número inicial de cuarenta socios, se aprobaron los Estatutos de la Corporación, dedicándose desde sus orígenes, a la promoción de la economía local,  y al fomento de la actividad cultural de Sevilla y su provincia.  Su primer Presidente, fue D. Pablo de Olavide, puesto honorífico que indudablemente se le concedió en reconocimiento a su labor como promotor de la corporación.

Los objetivos iniciales de la Sociedad Económica, se centraron en tres pilares fundamentales:
– El desarrollo de la Agricultura.
– La Industria, el Comercio y la Navegación.
– Las Enseñanzas Prácticas, las Artes y los Oficios.
Desde la fundación de la Sociedad, surgió la idea de formar una biblioteca y a tal efecto se coleccionaron obras útiles de agricultura, artes, industria, navegación y comercio.
La idea de una buena biblioteca no fue nunca abandonada: entre los años 1831 a 1835, se tomó el acuerdo de que todo socio a su entrada diese una obra para la biblioteca. La falta de una ubicación fija no permitió el inicio de las obras para conseguir una biblioteca hasta 1868. El empeño del socio D. Francisco de Paula Collantes de Terán, que fue Vice-Presidente y bibliotecario desde 1875 a 1878, y la aportación de sus libros sirvieron de base para estimular a los demás socios.
Con el tiempo el ejemplo fue seguido por otros socios, como por la Real Maestranza de Caballería, la Sociedad Médico-Quirúrgica de Sevilla, la Junta de la Exposición Bético-Extremeña, ésta última en agradecimiento por poder celebrar sus reuniones en el local de la Sociedad. En 1880 se obtuvo del Ministerio de Fomento una biblioteca popular de 155 obras, así mismo el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla y la Diputación Provincial donaron obras.
La falta de una sede fija siempre fue un problema para el mantenimiento y conservación de la biblioteca. Es difícil precisar el número de obras que contiene, pero podríamos afirmar que están en torno a las 25.000 de las más diversas materias, siendo las más antiguas las pertenecientes al siglo XVI, las más numerosas las del siglo XX, y siendo importante el número de las del XVIII y del XIX.
La biblioteca se ha conservado gracias al celo profesional de algunos miembros de la Real Sociedad, ya que la Institución ha sufrido a lo largo de su historia numerosos traslados de su sede, el último en 1972, fecha desde la que ocupa la actual y en los trasladados inevitablemente se han perdido muchos volúmenes. Sin embargo, podemos afirmar que la biblioteca y el archivo adjunto, son fundamentales para la Historia, no solamente de Sevilla, sino de España. Por ello, nuestro máximo objetivo es el de mantenerla en el mejor estado posible, ya que es una autentica joya que no podemos perder.
Para conseguirlo, La Asociación realiza eventos y cursos, cuyos fondos serán destinados únicamente a esta biblioteca y poder  hacer uso de ella, tanto los socios como los ciudadanos de Sevilla.
Para el mantenimiento, catalogación de libros y legajos, restauración de libros antiguos, estudios de investigación, realización de tesis doctorales, etc., la Real Sociedad Económica Sevillana de Amigos del País formaliza Convenios de Colaboración con otras instituciones interesadas en contribuir a mantener el legado y darlo a conocer a todos aquellos interesados en su recuperación y estudio.
----------------------------------------------------
En 1778 y para conmemorar la concesión del título de Real por S.M. el Rey Carlos III, fue acuñada en oro, plata y bronce; la Medalla que hoy les presentamos.
En su anverso muestra la efigie de Carlos III en traje de corte, con pañuelo al cuello y casaca ornada con la gran cruz de la Orden de su mismo nombre por él fundada. Su cabeza, con peluca dieciochesca, se toca con una corona de laurel. Bajo el busto una filacteria de la que pende la gran cruz de la Orden de Carlos III. Le acompaña una inscripción latina a su nombre: "CAROLVS III. R(ex). CATHOLICVS."

Anverso de la Medalla
Foto: www.mismuseos.net
El reverso presenta un motivo alegórico de la Real Sociedad Económica con una corona de laurel cerrada en la que se inserta una pluma de ave de escritura. Le rodea una filacteria de aire barroco con la divisa latina: "PRODESSE LABORAT", que podría traducirse como "Trabaja en beneficio (de la comunidad)"
En el exergo, repisa arquitectónica con leyenda: "SOCIETAS OECONIMICA / HISPALENSIS. / A(nnvs). DE. M.D.CC.LXXVIII".
Reverso de la Medalla
Foto: www.mismuseos.net
Para mayor información sobre la Real Sociedad Sevillana de los Amigos del País:
www.laeconomicadesevilla.esy.es
laeconomicadesevilla.blogspot.com

lunes, 22 de enero de 2018

LA FUNDACIÓN CONDE DE MONTE ALEA


La Fundación Conde de Monte Alea o Count of Monte Alea Foundation, Inc.; es una corporación pública sin fines de lucro creada en Boston (Massachusetts), el año  2011,  con la intención de aportar a la educación rural en áreas remotas de Iberoamérica. También nace para trabajar por la preservación del legado histórico del Principado de Asturias.  
La Fundación tiene apadrinada la Escuela Rural San José en Chincha Alta (Perú), donde aporta fondos para la educación de niños en situación precaria. Las actividades de educación rural también han comenzado a expandirse a Senegal durante este año. 
La Fundación ha participado en la edición de libros relacionados con la historia del Principado de Asturias en colaboración con la Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía, y tiene como objetivo principal rescatar antiguos fondos notariales e históricos creados antes de 1836, así como también  la restauración de labras heráldicas
Debido al buen hacer de la Fundación, ha recibido el  Premio al Mecenazgo de los Estudios históricos año 2012-2013, concedida por la Federación  Española de Genealogía y Ciencias históricas.  
La Fundación se encuentra incluida entre las organizaciones no gubernamentales de carácter consultivo dentro de la Organización  de las Naciones Unidas.

Su Presidente, el Dr. don Bernardo Pérez de Buerres Ramírez, miembro del Cuerpo de la Nobleza de Asturias y del Real Estamento Militar del Principado de Gerona, presenta así la Fundación:
"La misión de la Fundación Conde de Monte Alea es mejorar la calidad de la educación primaria y secundaria en las zonas rurales del mundo. Consideramos la educación como la piedra angular para reducir la pobreza, acelerar el crecimiento económico y mejorar la calidad de vida en general. Se hace especial hincapié en ubicaciones remotas donde el acceso a la infraestructura y la tecnología es limitado. Nuestros programas están dirigidos principalmente a lugares en el sur de Chile, pequeños pueblos en los Andes peruanos y el Principado de Asturias en el norte de España. Por lo tanto, la Fundación otorga subvenciones a instituciones calificadas para lograr los objetivos. 

Comprender nuestra propia historia y herencia cultural es importante.Nos permite planificar mejor nuestro futuro. Por lo tanto, la Fundación también desea promover el estudio y la defensa del patrimonio artístico y cultural del Principado de Asturias. Este es el lugar de nacimiento de la España moderna y la tierra de mis antepasados, que vivieron en el pueblo de Monte Alea durante más de trescientos años como Hijosdalgos, la antigua nobleza de Asturias. Para lograr estos objetivos, la Fundación organiza talleres, contribuye a la restauración de las armas heráldicas antiguas, la publicación de la investigación original en lo que respecta a la heráldica, la genealogía y la historia medieval en colaboración con otras organizaciones calificadas.
El Dr. don Bernardo Pérez de Buerres Ramírez, Presidente de la Fundación "Conde de Monte Alea".
La Fundación Conde de Monte Alea fue creada como una organización familiar, para devolver lo que la sociedad me ha dado durante mi vida profesional y personal. Durante mi carrera como científico, docente y ejecutivo, aprendí que las instituciones se construyen paso a paso, con excelencia y sin "atajos". Prueba de que estamos en el camino correcto es que la Federación Española de Genealogía Heráldica y Ciencias Históricas entregó a la Fundación el Premio Nacional de Español 2012 de Patrocinio de Estudios  Históricos Este es un gran honor que nos motiva a continuar nuestra misión de preservar nuestro patrimonio cultural e histórico, así como proporcionar los medios para mejorar la educación rural".

Bernardo Pérez de Buerres Ramirez, Ph.D. 
Fundador y Presidente 
Algunas de la obras publicadas bajo en patrocinio de la Fundación Conde de Monte Alea

Desde "Salón del Trono" enviamos un afectuoso saludo a don Bernardo Pérez de Buerres Ramírez y le deseamos grandes éxitos al frente de la "Fundación Conde de Monte Alea". Su meritoria labor y la de sus colaboradores es un ejemplo para todos nosotros.
Incorporamos el enlace a nuestros sitios favoritos y lo incluimos también aquí para todos aquellos interesados en conocer y/o colaborar con la Fundación. 
www.montealea.org

viernes, 19 de enero de 2018

CAPÍTULO DE INGRESO EN EL REAL GREMIO DE HALCONEROS DE ESPAÑA


Nuestro dilecto amigo don Emilio Mora Lorenzo y Beaumier, Maestro de Ceremonias y Oficial Mayor del Escuadrón de Honores del Real Gremio de Halconeros de España, nos hace llegar la siguiente nota:

"El sábado 20 de enero de 2018 (D.m.), y en la Parroquia de Santa Bárbara de Madrid (Salesas Reales), tendrá lugar a las 11´30 h, el Capitulo de ingreso de nuevos halconeros del Real Gremio de Halconeros de España y el juramento de fidelidad a Su Majestad el Rey.
La ceremonia será acompañada musicalmente por la Coral San Agustín de Madrid y el órgano de la Iglesia". 

Desde "Salón del Trono", deseamos una muy feliz jornada al Real Gremio de Halconeros de España.

miércoles, 17 de enero de 2018

LA MEDALLA NAPOLEÓNICA DEL CÓDIGO CIVIL

"Mi verdadera gloria no está en haber ganado cuarenta batallas; Waterloo eclipsará el recuerdo de tantas victorias. Lo que no será borrado, lo que vivirá eternamente, es mi Código Civil".
Napoleón en Santa Helena

El Código Civil francés (llamado Código de Napoleón o Código Napoleónico) es uno de los más conocidos códigos civiles del mundo. Creado por una comisión a la que le fue encomendada la recopilación de la tradición jurídica francesa, dio como resultado la promulgación del Code civil des Français el 21 de marzo de 1804, durante el gobierno de Napoleón Bonaparte.
Al asumir el cargo de Primer Cónsul, Napoleón se propuso refundir en un solo texto legal la dispersa tradición jurídica francesa, para así terminar con la estructura jurídica del Antiguo Régimen, eliminando las normas especiales que afectaban sólo a sectores determinados de la población (leyes para la aristocracia, leyes para los campesinos, leyes para los gremios, etc.), y suprimiendo las normas locales que suponían un obstáculo para la administración pública. Así se formularían una serie de normas aplicables de manera general; eliminando las contradicciones y superposiciones nacidas de la convivencia de diversos regímenes legales, y apoyando la estabilidad política.
Esta nueva estructura se encontraba sostenida en dos ejes. El primero, tenía por base el tradicional derecho franco-germano con influencias tanto de los principados alemanes como de los Países Bajos. El segundo, la tradición romanista basada en el Corpus Iuris Civilis, aunque modificada por los comentaristas medievales, del sur de Francia.
Bonaparte, Primer Cónsul de la República, retratado por Ingres
La comisión encargada de la redacción del Código estuvo compuesta por el presidente de la Corte de Casación, Tronchet, el juez de la misma corte, Malleville, el alto oficial administrativo Portalis y el antiguo miembro del Parlamento de París, Bigot de Préameneu. Esta comisión estuvo bajo la dirección de Cambacérès  y en el plazo de cuatro meses presentó un borrador que fue enviado a la Corte Superior y la Corte de Casación para que presentaran sus observaciones.
Finalmente fue revisado por el Consejo de Estado, presidido por Napoleón, antes de ser enviado al parlamento para su aprobación. El Código Napoleónico contó, durante su gestación y redacción, con la opinión y supervisión permanente del propio Bonaparte, quien asistió a más de la mitad de las reuniones de codificación, para su registro y evaluación
La poderosa e impresionante personalidad  de Napoleón ayudó a superar los obstáculos formales que se presentaron y la obstrucción del aparato burocrático, forzando su rápida aprobación y entrada en vigencia. No obstante, la real participación de Napoleón en el Código se vio reducida sólo a pequeños, aunque trascendentales aspectos, (como el divorcio y la adopción) donde jugaron ante todo sus intereses personales. 
Proclamado ya el Imperio, se acuñó una medalla conmemorativa que dejaría testimonio de la promulgación del Código Civil.
En su anverso aparece Napoleón, de cuerpo entero, ataviado como un emperador romano, coronado de laurel, vistiendo toga y con el rollo de la ley en su mano derecha. Las imágenes de Julio César o de Augusto estuvieron siempre presentes en el imaginario histórico del Emperador, quien siempre sintió una enorme admiración por las glorias de la Roma antigua. Le rodea la inscripción "NAPOLÉON EMPEREUR"
Anverso de la medalla
Foto: thax45
El reverso muestra una alegoría de la diosa Atenea (Minerva) de cuerpo entero, ataviada con un peplo, su casco, lanza y collar con la  cabeza de Medusa. En su mano izquierda un rollo de la ley.
Le rodea la inscripción con la data todavía en el calendario republicano: "EN L´AN XII LE CODE CIVIL EST DECRETE" (El Año XII de la República Francesa es en este caso 1804).
Reverso de la medalla
Foto: thax45

domingo, 14 de enero de 2018

NACE UN NUEVO BLOG: "LA MESA DE LOS NOTABLES"


Desde el pasado día 6 de enero de 2018, y como un regalo de SS.MM. los Reyes Magos de Oriente, contamos en la Red con un nuevo blog, cuyo sugerente título es "La Mesa de los Notables" y que por subtítulo porta: "Un foro para la Historia".
Sus creadores lo definen del siguiente modo:
"LMesa de los Notables pretende ser un foro abierto a la Historia, ideado para hacerse eco de cuantas actividades y noticias promuevan instituciones, asociaciones o particulares en favor del patrimonio o de la cultura dentro del ámbito hispano. Del mismo modo y de una forma responsable, no por ello compleja ni demasiado técnica, trataremos temas relacionados con la Heráldica, la Genealogía, la Nobiliaria, la Corona y el Ceremonial de Estado o la Falerística. Comentaremos con todos nuestros lectores las últimas novedades bibliográficas y documentales, dando eco en este blog a cualquier iniciativa que en este campo se pudieran producir."
Desde "Salón del Trono" deseamos toda clase de éxitos a este nuevo blog hermano que ya desde sus primeras entadas nos ofrece calidad y rigor.
Ellos han tenido la gentileza de incluirnos entre  sus sitios recomendados y, nosotros no hemos dudado tampoco en incluirlo entre los nuestros.
Enhorabuena muy cordial y larga vida a "La Mesa de los Notables".

http://lamesadelosnotables.blogspot.com.es/

viernes, 12 de enero de 2018

LA MEDALLA INGLESA DE LA PRIMERA PAZ DE PARÍS (1814)

El ejército imperial ruso entra en París (30 de marzo de 1814)

Derrotado Napoleón y exiliado a la isla de Elba, los aliados se reunieron en la capital francesa para regular la paz. En efecto, el Tratado de París fue firmado el 30 de mayo de 1814, suponiendo el final de la guerra que había enfrentado a Francia con la Sexta Coalición,formada por el Reino Unido, Rusia, España, Austria, Suecia, Portugal y Prusia. Este tratado ratificaba la abdicación de Napoleón y reconocía la restauración de los Borbones en Francia en la figura de Luis XVIII.
Alegoría de la Restauración: Luis XVIII levanta a Francia de sus ruinas

Los términos firmados fueron poco severos con Francia, para evitar un descontento popular que amenazase la restauración monárquica. Se permitió conservar a Francia las fronteras de 1792, incluyendo unos 8.495 km² de territorio ocupado entre 1790-1792, destacando la ciudad de Avignon y el Condado Venesino. La mayoría de las colonias que Francia había perdido durante el transcurso de la guerra le fueron devueltas, con la excepción de Malta, Tobago, Santa Lucía y la Isla Mauricio, que fueron transferidas a los británicos. No obstante, las fuerzas victoriosas fueron conscientes de la posibilidad de que Francia llegase a tener otra vez acuerdos con otros estados, y con esto en mente, los territorios circundantes a Francia fueron reforzados.

Los actuales países de Bélgica y Holanda fueron unidos bajo la Casa de Orange para formar un estado más fuerte, el Reino de los Países Bajos. Similares previsiones impliocaron la consolidación del Reino de Piamont- Cerdeña. Una provisión secreta, marcaba que Venecia podría ser transferida a Austria. El vacío creado en los estados alemanes con el colapso del Sacro Imperio Romano Germánico y su sucesora napoleónica, la Confederación del Rhin; fue sustituido por una federación de estados independientes. Los estados italianos fueron restaurados y se garantizó la independencia a Suiza. El tratado también contemplaba que Francia debería abolir gradualmente la esclavitud en un periodo de cinco años, con incentivos económicos y territoriales de los británicos.
También se acordó la celebración de un Congreso en la ciudad de Viena para resolver los temas europeos pendientes, y que dio comienzo el 18 septiembre de 1814.
El hábil Talleyrand negoció la nueva situación de Francia

En la década de 1820, James Mudie creó una colección de cuarenta medallas que conmemoraban los triunfos militares británicos en el periodo de las guerras napoleónicas.
De entre ellas, presentamos hoy la que corresponde a la Primera Paz de París de 1814.
Se trata de una pieza circular, acuñada en bronce, que muestra en su anverso la alegoría de Britania. Una cabeza femenina de trenzados cabellos, tocada con casco griego, decorado con un león y rematado con un penacho. El casco se corona con el laurel de la victoria. Le acompaña la inscripción: "BRITANNIA".
Anverso de la Medalla
El reverso presenta una escena de sabor mitológico con la figura de Hércules, aquí encarnación de los ejércitos británicos, que deja reposar su clava sobre el suelo. El semidiós está pisando un estandarte imperial francés (un águila napoleónica). Le rodea una inscripción en lengua inglesa que dice: "THE REPOSE OF HERCULES MDCCCXIIII". Un reposo que pronto se vería interrumpido por el retorno de Napoleón desde la isla de Elba a Francia al año siguiente. 
Reverso de la Medalla


jueves, 11 de enero de 2018

EL TERCER CONQUISTADOR: GONZALO JIMÉNEZ DE QUESADA Y LA CONQUISTA DEL NUEVO REYNO DE GRANADA

PABLO VICTORIA, ex senador y congresista, candidato a la Presidencia de la República de Colombia, quien fue el primero en reivindicar en España la figura del insigne marino BLAS DE LEZO, presenta ahora su nuevo libro que narra las proezas de Gonzalo Jiménez de Quesada en la exploración y conquista de la Nueva Granada (actual Colombia), solo comparables a las de Pizarro y Cortés.
Con la intervención, además del autor, de:
MIGUEL ÁNGEL GIMENO, presidente de la Asociación cultural Blas de Lezo.
JOSÉ ANTONIO CRESPO-FRANCÉS, coronel de Infantería (R) e historiador, autor de "Blas de Lezo y la defensa heroica de Cartagena de Indias".



  • Hoy, jueves 11 de enero de 2018 de 19:30 a 21:00
    Salón de actos de la Universidad CEU San Pablo - c/ Julián Romea, 23 - 28003 Madrid