SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 18 de enero de 2017

VIIIª EDICIÓN DEL JANTAR DE REIS


No hay texto alternativo automático disponible.

El Jantar de Reis celebrará su VIII edición el próximo día 4 de febrero de 2017, en el Palacio de los Duques de Braganza, en la histórica ciudad portuguesa de Guimarães.
Como ya es tradición, este evento estará presidido por S.A.R. Dom Duarte, Duque de Braganza, Jefe de la Casa Real Portuguesa.
Bajo el patrocinio de la Casa Real Portuguesa, de la Casa Real de Rwanda, de la Casa Real de Hawai y de la Casa Real de Egipto, esta iniciativa se basa en una voluntad de transversalidad monárquica que incluye a muchos actores locales, movimientos y asociaciones monárquicas, así como personalidades de relevancia política y social.
Han confirmado su asistencia S.M. el Rey Yuhi VI de Rwanda, la Princesa Owana Salazar, jefe de la Casa Real de Hawai, y el Príncipe Osman Rifat Ibrahim de la Casa Real Egipcia.
La cena de gala y el espectáculo serán presentados de nuevo por el maestro de ceremonias don Carlos Evaristo, productor y conocido comentarista de Rtp, History Channel y National Geographic Channel. La animación estará a cargo del consagrado cantante "Clemente" y la "Princesa Owana Salazar", muchas veces ganadora del Grammy Award.
En la línea de lo que ya se ha hecho en años anteriores, el Jantar de Reis 2017 en Guimarães, servirá también para promocionar su patrimonio cultural, en particular los monumentos, la gastronomía y el vino celebrándose en paralelo la VI Muestra de Vinos y productos regionales y nacionales de Portugal.
También en esta ocasión habrá un programa complementario con la recepción y visita de los jefes de las casas reales a Santarém, Fátima, Ourém y Braga.
El mismo día 4 de febrero se procederá también a la inauguración de una exposición, en los claustros del Palacio de los Duques de Braganza, del escultor Dinis Ribeiro.
La recaudación de este Jantar de Reis 2017 será destinada al proyecto "Niños de Bissauzinho", en Guinea Bissau. Todos los donativos recibidos para esta causa humanitaria, desde un mínimo de 100 euros, tendrán un reconocimiento especial, con la concesión de un Diploma y una medalla de benefactor.
No hay texto alternativo automático disponible.

lunes, 16 de enero de 2017

LA ESTRELLA DEL ATLÁNTICO

Officers on the bridge.jpg
Oficiales de la Royal Navy escrutan el mar en busca de actividad submarina alemana en 1941
La Estrella del Atlántico (Atlantic Star) fue una de las varias medallas de campaña del Reino Unido y de la Commonwealth otorgadas por servicios prestados durante la Segunda Guerra Mundial.
En concreto, la Estrella del Atlántico se concedía a todos los marinos que hubieran prestado un mínimo de seis meses de servicios en las distintas naves de la Royal Navy, dentro del teatro de operaciones del Atlántico, entre el 3 de septiembre de 1939 y el 8 de mayo de 1945.
Las tripulaciones aéreas debían haber realizado al menos un vuelo operativo contra el enemigo en ese citado teatro de operaciones. 
Como condición previa, los receptores debían estar ya en posesión de la Estrella de 1939-1945, antes de comenzar a computar méritos para la estrella del Atlántico, por lo que el periodo de servicio real para obtenerla era de 12 meses.
El personal de la Marina Mercante también era apto para lograr la distinción. Se requería haber servido en aguas territoriales atlánticas, en los convoyes enviados a la Unión Soviética o en aguas del Atlántico Sur.
La Estrella se concedía de forma inmediata si el periodo de servicios acababa con la muerte del militar, o este quedaba inválido o herido. La concesión de una Distinción al Valor o ser citado en el Orden del Día, también otorgaba la Estrella de manera inmediata.
La insignia estaba formada por una estrella de seis puntas con un alto de 44 mm y un anchura de 38 mm.
WW2 Atlantic Star.jpg
Anverso y reverso de la Atlantic Star
En el anverso aparecía el monograma real de Jorge VI cubierto con una corona imperial británica. Rodeando el monograma se muestra una inscripción en lengua inglesa que dice: "The Atlantic Star". El reverso es liso, aunque en los casos de las concedidas a personal de Australia y Sudáfrica, llevan grabado el nombre del receptor.
La cinta, que fue diseñada por el propio Rey Jorge VI, se organiza mediante tres franjas de color: azul, blanco y verde mar. El azul y el verde se degradan hasta llegar al blanco central. Todos ellos representan los colores del Océano Atlántico.
Ribbon - Atlantic Star.png
Cinta de la Atlantic Star
Col. André Kritzinger
A la medalla se le podían incluir, en función de los servicios prestados, dos barras con los nombres grabados: "Air Crew Europe" o bien "France and Germany".

domingo, 15 de enero de 2017

LA IGLESIA MONASTERIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOTERRAÑA

ClaustroyTorre.JPG
Vista del claustro y la espadaña de la iglesia

La iglesia monasterio de Nuestra Señora de la Soterraña se encuentra en la villa de Santa María la Real de Nieva (Segovia)
El monasterio tiene su origen en la aparición de una imagen de la Virgen María en un descampado del entonces municipio de Nieva, que probablemente había sido enterrada a la entrada de los árabes en España. Por ese motivo de hallarse enterrada se la denominó como Virgen de la Soterraña.
Conocedora de este suceso, la reina Catalina de Lancaster mandó edificar una iglesia que acogiera la imagen mariana, contra la opinión del cura de Nieba, que quería llevarla a su pueblo, y de la nobleza de Segovia que optaba por trasladarla a la capital. Persistiendo en su propósito, la Reina obtuvo dos bulas del papa Clemente VII, despachadas en febrero de 1393, para que la iglesia quedara libre de la jurisdicción del cura de Nieva, concediendo además el establecimiento de un prior y seis capellanes para el servicio necesario e indulgencias a los que visitaran el templo ciertos días del año.
La reina Catalina sufragó gran parte de las obras con dinero de la corona, así como también muchos fieles que contribuyeron con dinero y aportaciones personales para la construcción. Dos bulas adicionales del papa Benedicto XII, dadas en 1395 en Aviñón, concedían indulgencia a los que dieran limosna para la construcción.
Soterraña2.JPG
La Virgen de la Soterraña en la actualidad
La primitiva iglesia era rectangular, dividida en tres naves y orientada al este. La puerta de entrada de uso cotidiano estaba al norte y al oeste tenía otra que sólo se abría para la entrada de romerías y procesiones ciertos días al año, denominada puerta del perdón.
El 2 de febrero de 1399 en Toledo, la Reina otorga carta de entrega de la imagen y el convento de Santa María a la Orden de Predicadores de Santo Domingo (Dominicos) que se materializó con la aceptación de dicha Orden el 7 de septiembre de ese mismo año.
Para la inauguración se realizó una gran fiesta con una procesión solemne que desde la ermita de Santa Ana, lugar donde se había instalado provisionalmente la Soterraña, hasta la recién construida iglesia siendo llevada por los siete capellanes, con la presencia del obispo de Segovia, don Juan de Tordesillas, religiosos dominicos, autoridades y vecinos de los pueblos próximos. Después de la magna función religiosa, el prelado, en nombre de la Reina fundadora, hizo entrega del templo a los dominicos.
Vista de la cabecera y el lado norte
En 1395 se había fundado, por orden real, la puebla de la villa de Santa María, y en poco tiempo aumentó el censo de vecinos y también el número de romeros que deseaban visitar la imagen, por lo que el templo se quedó pequeño para acoger a tanta gente y entonces se determinó su ampliación. Las fechas de las obras de la iglesia se comenzaron el 23 de enero de 1414, en la festividad de San Ildefonso, y acabaron en 1432.En esta ampliación se le añadió a la iglesia primitiva una nave con un crucero y un ábside, a la par que se construía el monasterio adosado.
La reina Catalina de Lancaster siempre fue la promotora de la construcción con donaciones hasta su muerte. Al fallecer la soberana en 1418, recayó esta tarea en su hijo Juan II. También contribuyeron a sufragar los gastos de las obras las bulas otorgadas por los papas Clemente VII y Benedicto XII, para los que diesen limosna para las obras y además el papa Martín V, en 1425, donó 500 florines de oro y emitió una bula en 1424 como sus antecesores.
El 1 de abril de 1441, estando la reina Blanca I de Navarra de paso en la localidad con objeto de reunirse con los reyes de Castilla, Juan II, y de Aragón, Fernando II, así como con el Príncipe de Asturias don Enrique; falleció la reina, siendo enterrada en la capilla mayor de la iglesia de Ntra. Sra. de la Soterraña. Sus restos permanecieron allí, en contra del deseo expresado en su testamento de ser trasladada a Ujué, y se olvidó su ubicación hasta que la tumba fue descubierta durante unas obras de restauración en 1994.
Sepulcro de doña Blanca I de Navarra
El 28 de octubre de 1473, Enrique IV reunió las Cortes de Castilla en el monasterio de Nuestra Señora de la Soterraña.
Tras la Desamortización de Mendizábal, dejó de considerarse monasterio, dividiéndose su propiedad entre el obispado de Segovia y el ayuntamiento de Santa María la Real de Nieva.
Finalizando el siglo XIX el monumento sufrió dos importantes incendios, el primero en 1899 que afectó al ala sur del monasterio y al año siguiente en el altar mayor de la iglesia.
En 1920 dos de sus elementos fueron declarados monumentos nacionales, la portada de la iglesia y el claustro del monasterio. Desde que se cambió la denominación por la bienes de interés cultural, están catalogados como tales el monasterio y la portada de la iglesia.
El monumento ha sido restaurado en varias ocasiones, la fachada de la iglesia en 1927, y el claustro en 1929, 1954 y 1976.
La nave central y el presbiterio
Foto. G. Freihalter
La iglesia es una construcción cuya arquitectura corresponde a los cánones de estructura gótica de finales del siglo XIV y principios del siglo XV. Se ha calificado su estilo de gótico arcaizante, ya que la influencia del románico continuó en Castilla hasta finales del siglo XIV.
El cuerpo principal de la iglesia consta de tres naves, siendo la central más ancha y alta que las laterales. Esta estructura coincide con la iglesia primitiva. Para su construcción se emplearon en su cimentación pilares de sillería de granito que soportaban anchas paredes de mampostería a base de pizarra, y en el interior cuatro parejas de grandes columnas de ladrillo. En la nave central se encuentra el lugar donde apareció la imagen.
Al cuerpo original se le añadió una nave con un crucero y un ábside con dos capillas laterales. Esta obra difiere de la anterior en la mejor calidad de los materiales empleados, granito y caliza de buena cantería, se han contabilizado 22 marcas de talleres distintos, lo que da una idea del número de obreros que trabajaron en ella. Una vez acabada la obra de los nuevos elementos se derribó la fachada este de la iglesia primitiva quedando todo integrado en un sólo edificio.
EscudoStaMª.png
Armas de Santa María de Nieva
Diseño: Osado
En la nave central y en la parte posterior de la iglesia, en un segundo piso, se halla el coro en el que hay una hilera de bellas sillas de nogal labradas. El sotocoro tiene un artesonado madera de influencia mudéjar.
Hay una pintura mural en el ala sur aparecida en la restauración del año 1997 de San Crstóbalcon el niño Jesús a cuestas.
Merece especial mención la nueva entrada al templo, abierta al norte de la nave del crucero. Es de estilo gótico y está constituida por diversos relieves y esculturas. Está dividida en dos calles estrechas y una nave central amplia en la que está situada la arcada ojival. La parte superior de la puerta presenta el tímpano con la imagen de Cristo entronizado como parte central, a su derecha e izquierda figuran dos personas, actualmente decapitadas, que bien podrían ser sus fundadores Enrique III y Catalina de Lancaster, acompañados cada uno de ángeles. Por encima el sol y la luna, representando el universo, y unos ángeles sobre nubes observando el conjunto.
Portada norte
Foto: Borja.al
Todas las dependencias del monasterio están configuradas alrededor de su claustro y con acceso al mismo, a saber: en el ala este la sala capitular, un espacio actualmente destinado a exposiciones y en un segundo piso las habitación donde se aposentaba la Reina en sus visitas a la villa y el salón de de la reina, actualmente una biblioteca. En el ala sur, el Salón de Cortes, donde Enrique IV en el año 1473 reunió las Cortes de Castilla, y seguido el refectorio, donde se realizaban las comidas de los frailes. Y en el ala oeste se situaba el lugar de alojamiento de los frailes y el noviciado de la orden. En un segundo nivel y por bajo del refectorio en el ala sur estaba la bodega donde se guardaban los cereales y demás comida y que les era donada para su sustento.
El 6 de diciembre de 1899 se produjo un incendio en el ala sur del monasterio que hizo que desaparecieran varias de sus antiguas dependencias, como eran un segundo claustro más pequeño, la biblioteca, otras estancias de los frailes, cuadras, corrales y una huerta, que no fueron reconstruidos y su terreno posteriormente fue enajenado quedando el monasterio con su configuración actual.
Probablemente la construcción del claustro del monasterio coincidiera con las obras de ampliación de la iglesia ya que las marcas canteriles que figuran en sus piedras coinciden con varias de las existentes en la ampliación de la iglesia. De planta casi cuadrada, está adosado a la iglesia en el ala sur, con la que se comunica por una puerta.
Vista del claustro
Las columnas tienen fustes asemejan dos cilindros unidos por un bisel en una sola pieza que soportan los capiteles labrados. En el cuerpo superior hoy desaparecido había un sobreclaustro, construido posteriormente en tiempos de los Reyes Católicos.
Lo más destacable del claustro son sus capiteles decorados con relieves por sus cuatro caras y que exhiben una visión general de la forma de vida de las gentes de la Edad Media. Los capiteles representan diversos motivos que en su mayoría pueden agruparse en los ámbitos: modos de vida, naturaleza, símbolos religiosos y criaturas míticas, temas bíblicos y heráldica. Las distintas temáticas se encuentran entremezcladas, salvo los capiteles dedicados al año agrícola que están seguidos, todos los demás temas están colocados de forma alterna; pudiendo mezclarse los motivos incluso en el mismo capitel, plasmando un tema por una cara y otro por la contraria, aunque la mayoría de los capiteles representan una misma temática en todas sus caras.
Armas de Enrique III y Catalina de Lancaster en uno de los capiteles del claustro

viernes, 13 de enero de 2017

LA MEDALLA DE LIEJA

La prensa da cuenta de la resistencia de Lieja
Foto: KZeiksnor

La Medalla de Lieja (Médaille de Liège / Medaille van Luik) es una medalla conmemorativa de campaña que la ciudad de Lieja concedió a sus defensores frente al ataque alemán desencadenado en 1914, a comienzos de la Primera Guerra Mundial. La empecinada defensa de la ciudad por los belgas obligó a los alemanes a emplear piezas de artillería de muy gruesos calibres, especializadas en la destrucción de fortificaciones.
Las primeras concesiones se realizaron en abril de 1920, en el transcurso de una solemne ceremonia presidida por el Duque de Brabante (futuro Leopoldo III) y por el Teniente General, Conde Gérard Leman, quien fuera Comandante en Jefe de las defensas de Lieja durante la batalla que allí se libró entre los días 5 y 16 de agosto de 1914. 
Fueron condecorados unos 70.000 soldados belgas, en su gran mayoría miembros entonces de la 3ª División del Ejército Real. También lo fueron los habitantes de la ciudad de Lieja que fueron enviados a prisión, condenados por un tribunal militar alemán y que recibieron también la Medalla del Prisionero Político.
Aunque la Medalla no tenía carácter oficial, pues había sido distribuida por la ciudad de Lieja y no por el estado belga; siempre fue muy apreciada por su significado de prestigio y de valor demostrado en la defensa de la ciudad. Por ello las autoridades belgas acabaron por permitir su uso, incluso en el uniforme militar.
El Teniente General Gérard Leman en una fotografía de 1919

La Medalla de Lieja estaba acuñada en bronce y contaba con un diámetro de 34 mm.
El anverso muestra la columna conmemorativa conocida como Perron de Liège, símbolo de las Libertades de Lieja, tras el cual se aprecia la cruz de la Legión de Honor, que le fue concedida a la ciudad por Decreto de la Presidencia de la República Francesa, de 7 de agosto de 1914, por su resistencia heroica frente al invasor. Le acompaña la fecha "1914" dividida a ambos lados de la columna y las letras mayúsculas "L" y "G", que en latín significan «Libertas Gentis». Rodea a todo la inscripción en lengua francesa: "La Ville de Liege a ses vaillants defenseurs", y se enmarca por una corona de laurel cerrada al exterior.
Anverso de la Medalla de Lieja
Foto: Fdutil

El reverso representa una escena de guerra con una casamata destruida sobre el valle del río Mosa y algunos soldados que se afanan en defender las ruinas. Le rodea la misma corona de laurel cerrada que al anverso.
La cinta lleva los colores propios de la ciudad de Lieja, el rojo y el amarillo.
Reverso de la Medalla de Lieja
Foto: Fdutil

jueves, 12 de enero de 2017

FEDERICO I, GRAN DUQUE DE BADEN

Friedrich I. von Baden.jpg

El Gran Duque Federico I de Baden nació en la ciudad de Karlsruhe el 9 de septiembre de 1826.
Era hijo del gran duque Leopoldo I de Baden y de su esposa, la princesa Sofía Guillermina de Suecia, hija a su vez del rey Gustavo IV Adolfo y de la princesa Federica de Baden.
A causa de la enfermedad mental de su hermano mayor Luis, Federico asumió la regencia ad interim del Gran Ducado desde 1852 hasta 1855 y se le nombró gran duque al año siguiente.
Contrajo matrimonio en 1856 con la princesa Luisa de Prusia, hija del rey y luego emperador, Guillermo I y de la princesa Augusta de Sajonia-Weimar-Eisenach. Tuvieron tres hijos: Federico II, último Gran Duque reinante de Baden, Victoria, Reina consorte de Suecia por su matrimonio con Gustavo V y Luis.
Federico I fue considerado por sus contemporáneos como un defensor de la monarquía constitucional. Durante su reinado, se introdujeron en Baden el matrimonio civil y la elección directa de la Cámara del Parlamento
Participó con su pequeño ejército en la Guerra Franco-prusiana dentro de la coalición de estados alemanes y, en 1871, fue uno de los soberanos que estuvo presente en la ceremonia de la proclamación del Imperio Alemán que se realizó en el Palacio de Versalles.
Su visión política le alejó de las pretensiones expansionistas de Guillermo II, sobre todo a raíz de la primera Crisis de Marruecos que se solventó con la Conferencia Internacional de Algeciras de 1906. El propio Federico I envió una carta al Kaiser advirtiéndole de lo nociva que podría llegar a ser para la economía alemana una guerra contra Francia.
Federico I murió el 28 de septiembre de 1907 en su residencia estival en la isla de Mainau. Sus restos reposan en la Capilla sepulcral de los Grandes Duques de Baden en Karlsruhe.
Retrato de Federico I de Baden en los últimos años de su vida

miércoles, 11 de enero de 2017

LA BULA DE ORO DE 1356: SE REGULA LA ELECCIÓN IMPERIAL

Los siete Príncipes Electores en un manuscrito iluminado de 1341
La Bula de Oro (Bulla Aurea) de 1356 fue el conjunto de reglas que regularon detalladamente el proceso completo de elección del Rey de Romanos. 
La dignidad imperial, restaurada por Carlomagno en el año 800 y asumida posteriormente en el ámbito germánico desde el 962, había dado lugar a la creación, en el corazón de la Europa medieval, de una complejísima estructura denominada Sacro Imperio Romano. 
Su nombre deriva de la pretensión de los gobernantes medievales de continuar la tradición del Imperio Carolingio (desaparecido en el siglo X), como una forma de conservar el prestigio del antiguo Imperio Romano. El adjetivo «sacro» no fue empleado sino hasta el reinado de Federico Barbarroja (S. XII) para legitimar su existencia como la santa voluntad divina en el sentido cristiano. El título Sacrum Romanum Imperium apareció hacia 1184 y fue usado de manera definitiva desde 1254. El complemento "Germánico" es ya del siglo XV. 
Una singular monarquía electiva, por tanto, cuyos candidatos electos precisaban del consentimiento del papado de Roma para poder ceñir la imperial corona.
La necesidad de establecer un reglamento de elección surgió tras las dobles elecciones de 1198, 1257 y 1314, y la asunción por parte del papado, como dijimos, del poder aprobar y legitimar a un determinado candidato. Todo ello fue razón y necesidad suficiente para intentar fijar un procedimiento para elegir el emperador y eludir, de manera definitiva, la intervención papal. 
En la declaración de Rhens (1338), se proclamó como una antigua costumbre imperial la validez de una elección por mayoría y que el Rey de Romanos electo asumiría el poder inmediatamente, sin requerirse la aprobación de Roma. Esta declaración se estableció en la subsiguiente Dieta de Franckfurt como una ley imperial. Finalmente, en la Dieta de Núremberg, el emperador Carlos IV, de la Casa de Luxemburgo, promulgó la Bula de Oro (llamada así por el sello dorado que pendía de ella), que estableció y fijó el procedimiento de elección.
Por este sistema quedaba fijado de manera permanente en siete, el número de Príncipes Electores: el Arzobispo de Maguncia, el Arzobispo de Tréveris, el Arzobispo de Colonia, el Rey de Bohemia, el Conde Palatino del Rhin, el Duque de Sajonia y el Margrave de Brandemburgo.
Una vez fallecido el emperador, el príncipe Arzobispo de Maguncia convocaría a los otros seis electores en la ciudad de Franckfurt, elegida sede para todas las elecciones imperiales. El nuevo soberano debía resultar electo en un plazo no superior a treinta días. 
Anverso del bello sello imperial de la Bula de Oro de 1356
Foto: Benutzer Wolpertinguer

martes, 10 de enero de 2017

S.M. YUHI VI, NUEVO REY DE DERECHO DE RUANDA

La imagen puede contener: texto

En un comunicado oficial emitido por el Consejo Real de Ruanda con fecha 9 de enero de 2017, se comunica al pueblo ruandés y a los amigos de la Corona de Ruanda repartidos por el mundo, la proclamación del hasta ahora Príncipe Emmanuel Bushayija como Rey de Ruanda bajo el nombre dinástico de Su Majestad Yuhi VI.
El nuevo monarca de derecho de Ruanda es hijo del Príncipe Thénoneste Bushayija y nieto del rey Yuhi V Musinga.
El recién proclamado soberano nació en Ruanda el 20 de diciembre de 1960, está casado y es padre de dos hijos.
Ha vivido exiliado en Uganda donde estudió en la Iganga Secondary School y ha trabajado para la multinacional Pepsi en la capital ugandesa, Kampala.
También ha residido en Kenya dedicándose a la industria turística hasta su regreso a Ruanda en julio de 1994. Desde el año 2000 y hasta la actualidad reside en el Reino Unido.
La proclamación del sucesor se produce tres meses después del fallecimiento, en su exilio norteamericano, de Su Majestad el Rey Kigeli V de Ruanda.
Se da también la circunstancia de que en estos días se ha resuelto la polémica judicial para determinar el lugar del último descanso de los restos del soberano.
El monarca, al parecer, había manifestado su intención de no ser enterrado en Ruanda, mientras el actual gobierno siguiera en el poder. Sin embargo, un tribunal estadounidense falló a favor del mejor derecho de los familiares de rey difunto, residentes en Ruanda, que querían que su cuerpo volviera para descansar en la tierra que le vio nacer y sobre la que reinó brevemente.
La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y exterior
Llegada de los restos mortales de Kigeli V a Ruanda