SERVUS HISPANIARUM REGIS



lunes, 8 de noviembre de 2010

LAS ÓRDENES DE LA SANTA SEDE (I)



                                                      ¡GRACIAS SANTIDAD!



Aún resonando en nuestros oídos las palabras, llenas de esperanza, que S.S. Benedicto XVI nos ha dirigido a los católicos españoles y del mundo entero en Santiago de Compostela y Barcelona, iniciamos hoy un recorrido por las Órdenes de la Santa Sede.

El Estado Vaticano actual, conformado por los Pactos de Letrán de 1929 no es sino la miníscula porción restante de los otrora más extensos Estados Pontificios, herederos de aquella "Donación Constantiniana" que vino a cobrar cuerpo en el "Patrimonium Petri" de época carolingia.

File:Emblem of the Papacy SE.svg

Como monarquía electiva que es, la Santa Sede ha concedido la distinción de caballero desde la época medieval. Su fons honorum fue reconocido por primera vez por los caballeros cruzados de las Órdenes del Temple y del Hospital en el siglo XII.
Tales honores originalmente han conferido nobleza, personal o hereditaria según el rango, pero hoy en día las Órdenes Papales son un medio por el cual el Santo Padre, personalmente, quiere distinguir a aquellos que han prestado servicios extraordinarios a la Iglesia y la sociedad. Las cruces de las órdenes del Papa son marcas visibles del reconocimiento de la Iglesia a sus hijos más ilustres.
Su Santidad Juan Pablo II el Grande, de gloriosa memoria, amplió la pertenencia a la Orden Piana, a la de San Gregorio Magno y a la de San Silvestre a las damas. Las propuestas de nombramientos a las Órdenes de la Santa Sede se hacen generalmente por los párrocos al Ordinario de la Diócesis quien, tras la debida consideración, podrá remitir la recomendación a la Secretaría de Estado del Papa. También se pueden formular propuestas por los Nuncios Apostólicos en su puesto y por miembros de alto rango de la Curia Papal.
No entraremos a considerar ahora las más antiguas caballerías papales de la Milicia de Oro y la Orden Suprema de Cristo así como la de la Espuela Dorada.



ORDEN PIANA O DE PÍO IX
Con el precedente de una Orden creada por Pío IV hacia 1560 y caída en desuso, la Orden Piana fue instituída por el Papa Pío IX el 17 de junio de 1847.

El lema de la Orden es: "Virtute et Merito" y su insignia es una estrella de ocho puntas esmaltada en azul acompañada de un rafagado ondulante de plata. En el centro dos anillos concéntricos: el interior, esmaltado en blanco contiene el nombre del Papa fundador: "Pius IX" en plata. El anillo exterior muestra el lema de la Orden acompañado por una cruz. En el reverso el anillo interior muestra el año en que se instituyó la Orden  y en el exterior el nombre de la misma: "Ordo Pianus".
Tras varias reformas de sus Estatutos se discierne en cuatro categorías:
1) Gran Collar de Oro: se concede a los Jefes de Estado en visita oficial a la Santa Sede.
Collar
2) Gran Cruz: se considera la más alta condecoración papal que se puede otorgar a los laicos, hombres y mujeres. Se concede a los embajadores acreditados ante la Santa Sede tras dos años en ese cargo y a los católicos que se hayan distinguido por servicios excepcionales a la Iglesia y a la sociedad. 


3) CaballeroComendador/Dama Comendadora: 
Commander
4) Caballero/Dama:  Se concede por servicios especiales a la Iglesia y a la sociedad por parte de católicos y no católicos y, en ocasiones, se ha concedido a los no cristianos. Parece ser que la disposición de los brazos en estrella y no en cruz ha facilitado las concesiones a personas de otras confesiones.
3° Conde de ParatyDSC02687.JPG
La cinta es azul con dos franjas rojas en cada uno de los lados
 

El uniforme de la Orden Piana es azul marino con vivos rojos, botones y bordados dorados

Immagine

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada