SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 28 de septiembre de 2011

EL GRAN DUCADO DE OLDEMBURG


Armas del Gran Ducado de Oldemburg diseñadas por Monsieur Arnaud Bunel y procedentes de su Blog: http://heraldique-europeenne.blogspot.com/

El primer gobernante conocido de Oldenburg es Elimar I, conde de Oldenburg (1108). Sus antepasados ​​aparecen como vasallos, a veces fluctuantes, de los duques de Sajonia, pero alcanzaron la dignidad de Príncipes del Imperio, cuando el emperador Federico I desmembró el Ducado de Sajonia en 1180.
Durante la primera parte del siglo XIII el Condado de Oldemburg se vio implicado en una serie de guerras con los príncipes de Frisia y que se tradujo en una expansión gradual del territorio oldenburgués. La ciudad libre de Bremen y el obispo de Münster fueron también frecuentes enemigos de los condes de Oldenburg.
En 1440, Christian sucedió a su padre Dietrich, llamado el Afortunado, como Conde de Oldenburg.
Ocho años más tarde, en 1448, el Conde Christian fue elegido rey de Dinamarca, debido a que era descendiente, por línea materna, de los anteriores reyes daneses. Aunque lejos de la frontera danesa, Oldenburg era ahora un enclave danés. El control efectivo del Condado se quedó en manos de los hermanos del Rey.
En 1450 Christian se convirtió también en  rey de Noruega y en 1457 en rey de Suecia. En 1460 heredó el ducado de Schleswig y el condado de Holstein, un suceso de gran importancia para la historia futura de Oldenburg. En 1454 entregó a su hermano Gerhad el Condado de Oldenburg, quien mantuvo constantes conflictos armados con el obispo de Bremen y otros territorios vecinos. En 1483, Gerhard se vio obligado a abdicar en favor de sus hijos, y murió durante su peregrinación en Santiago de Compostela.
A principios del siglo XVI Oldenburg se amplió una vez más a expensas de los frisones.
La Reforma protestante fue introducida en el Condado por el Conde Anton I (1505-1573), quien suprimió los monasterios, aunque, se mantuvo leal a Carlos V durante la Guerra de Esmalcalda, y pudo así aumentar sus territorios con la obtención de Delmenhorst en 1547.
Nieto de Anton, Anton Günther (1583-1667), que comenzó a gobernar en 1603, es considerado todavía hoy el más sabio príncipe que ha tenido nunca Oldenburg.  Anexionó los territorios de Jever, Kniphausen y Varel. Durante la Guerra de los Treinta Años se mantuvo neutral aunque donó valiosos caballos de guerra al Conde de Tilly. De este modo, el Conde Anton Günther aseguró para sus dominios la inmunidad a la terrible devastación que casi todos los otros estados de Alemania estaban sufriendo. También obtuvo del emperador el derecho a cobrar peajes a los barcos que pasan a lo largo del río Weser, un aporte económico muy lucrativo que pronto peritió la construcción en 1607 del Castillo de Oldemburg.


File:Oldenburg Museum.JPG

El Castillo de Oldemburg


Tras la muerte de Anton Günther, Oldenburg cayó de nuevo bajo la autoridad danesa hasta 1773.
En 1777, el Condado de Oldenburg se convirtió en Ducado.
Por el Reichsdeputationshauptschluss de 1803, Oldenburg adquirió el Münsterland Oldenburger
y el Obispado de Lübeck, incorporándose a la recién formada Confederación del Rhin en 1806.



El Gran Ducado de Oldemburg y sus enclaves


Entre 1810 y 1814, Oldenburg fue ocupada por la Francia napoleónica. Su anexión al Imperio Francés, en 1810, fue una de las causas de la ruptura diplomática entre los hasta entonces  aliados, Francia y Rusia, y que, entre otras poderosas razones llevaría a la guerra de 1812 y, finalmente, a la caída de Napoleón.
Tras las guerras napoleónicas, en 1815, Oldemburg se une a la Confederación Germánica.


Sello de correos de Oldemburg

En 1829 Oldenburg  se convirtió en un Gran Ducado, pasando a ser miembro de la Confederación de la Alemania del Norte en 1867 y en 1871 se incorporó el Imperio Alemán.
Los Grandes Duques siguieron rigiendo el territorio, fieles al Kaiser, hasta la desaparición del II Reich en 1918.


Bandera Nacional del Gran Ducado de Oldemburg diseñada por Monsieur Arnaud Bunel y procedente de su Blog: http://heraldique-europeenne.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada