SERVUS HISPANIARUM REGIS



sábado, 18 de febrero de 2012

CONGRATULATIONS HER MAJESTY (I)


File:Royal-Cypher-Eliz-2-Gold.svg


Nuestro Blog dedica a partir de hoy una serie de entradas que glosarán la biografía de la actual soberana británica, S.M. la Reina Isabel II, con motivo de su Jubileo de Diamante, el 60º Aniversario de su subida al Trono acaecido en 1952.


Archivo:Royal Standard of the United Kingdom.svg


Isabel II (Elizabeth Alexandra Mary)  fue la primera hija del príncipe Alberto, duque de York (más tarde rey Jorge VI), y su esposa, Elizabeth. Su padre era el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María, y su madre era la hija menor del aristócrata escocés Claude Bowes-Lyon, XIV conde de Strathmore y Kinghorne. Isabel nació por cesárea a las 2:40 (GMT) del 21 de abril de 1926 en la casa londinense de su abuelo materno en la calle 17 de Bruton Street, Mayfair. Luego, residiría brevemente en una vivienda adquirida por sus padres poco después de su nacimiento en la calle 145 de Piccadilly, en Londres, y en la residencia White Lodge, en Parque Richmond. El 29 de mayo de 1926, el arzobispo de York, Cosmo Lang, la bautizó bajo la religión anglicana en la capilla privada del Palacio de Buckingham (destruida durante los bombardeos de Londres, en la Segunda Guerra Mundial). Fue nombrada «Elizabeth» en referencia a su madre, «Alexandra» por la madre de Jorge V, que había fallecido seis meses antes, y «Mary» por su abuela paterna. En la intimidad, era llamada Lilibet. Jorge V valoró mucho a su nieta, y durante su grave enfermedad en 1929, sus visitas periódicas le elevaron el ánimo y lo favorecieron en su recuperación, según lo acreditó la prensa popular y sus biógrafos posteriores.


La futura Reina Isabel II cuando contaba con tres años de edad

La única hermana de Isabel fue la princesa Margarita Rosa, nacida en 1930. Ambas fueron educadas en su casa bajo la supervisión de su madre y Marion Crawford, su institutriz, quien era conocida informalmente como Crawfie. Las clases se concentraban principalmente en la historia, lenguaje, literatura y música. Para consternación de la familia real, Crawford más tarde publicó un libro biográfico sobre los primeros años de Isabel y Margarita titulado The Little Princesses. El libro describe el amor de Isabel por los caballos y los perros, su orden y su actitud de responsabilidad. Otros hicieron eco de tales observaciones: Winston Churchill describió a Isabel cuando tenía dos años como «un personaje. Tiene un aire de autoridad y reflexión sorprendente para un infante.» Su prima Margaret Rhodes la describió como «una niña alegre pero, fundamentalmente, sensible y de buen comportamiento.»


Bello cuadro del pintor Laszlo representando a la Princesa Iabel con siete años

Al ser nieta del monarca, el título completo de Isabel al nacer era Su Alteza Real la princesa Isabel de York. Era tercera en la línea de sucesión al trono detrás de su tío, Eduardo, príncipe de Gales, y de su padre. A pesar de que su nacimiento generó el interés del público, no se esperaba que fuera reina, teniendo en cuenta que el príncipe de Gales era joven y, por lo tanto, muchos creyeron que se casaría y tendría hijos propios. En 1936, cuando su abuelo murió y Eduardo lo sucedió como rey, Isabel pasó a ocupar el segundo puesto en la línea de sucesión al trono después de su padre.
Ese mismo año, Eduardo VIII abdicó después de que su propuesta de matrimonio a la divorciada Wallis Simpson causara una crisis constitucional. Jorge V había expresado sus opiniones acerca de su hijo mayor: «Ruego a Dios que mi hijo mayor nunca se case ni tenga hijos, para que nada se interponga entre Bertie y Lilibet y el trono». A pesar de que legalmente podía casarse, los ministros le recomendaron que no lo hiciera ya que el pueblo jamás la aceptaría como reina. Como monarca constitucional Eduardo VIII estaba obligado a aceptar el consejo de los ministros. Entonces el padre de Isabel se convirtió en rey y ella en la heredera legal, con el título de Su Alteza Real la princesa Isabel.

Archivo:Edward abdication.png

Acta de abdicación de S.M. Eduardo VIII en 1936

Isabel recibió clases particulares de historia constitucional por parte de Henry Marten, el vicerrector de la Universidad de Eton, y aprendió el idioma francés con la ayuda de varias institutrices. El movimiento de escultismo Girl Guides, uno de los primeros proyectos del Palacio de Buckingham, se formó específicamente para que Isabel pudiera relacionarse con niñas de su edad. Más tarde, se inscribió en la organización juvenil Sea Ranger.
En 1939, los padres de Isabel realizaron una gira por Canadá y Estados Unidos. Al igual que en 1927, cuando recorrieron Australia y Nueva Zelanda, Isabel permaneció en Gran Bretaña ya que el rey pensó que era demasiado joven para efectuar visitas públicas. Isabel «lucía llorosa» cuando sus padres se iban. Se comunicaban por cartas regularmente y el 18 de mayo, Isabel y sus padres hicieron la primera llamada telefónica trasatlántica real.
Desde septiembre de 1939, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, Isabel y su hermana menor, Margarita, permanecieron en el Castillo de Balmoral, Escocia, hasta la Navidad de 1939, cuando se mudaron a Sandringham House, Norfolk. De febrero a mayo de 1940, residieron en Royal Lodge, Windsor, hasta que fueron trasladadas al Castillo de Windsor, donde permanecieron la mayor parte de los siguientes cinco años.] La sugerencia del destacado político Lord Hailshman de que las princesas fueran llevadas a Canadá fue rechazada por la madre de Isabel, quien declaró: «Las niñas no se irán sin mí. Yo no voy a dejar al Rey. Y el Rey nunca se irá.» En Windsor, las princesas realizaron pantomimas en Navidad en ayuda de la Queen's Wool Fund, que adquirió el hilo para confeccionar prendas militares. En 1940, Isabel, de 14 años, realizó su primera emisión de radio para el programa de la BBC Children's Hour.

 

Imagen del Londres bombardeado por la aviación alemna durante la Segunda Guerra Mundial

En 1943, a la edad de 16 años, Isabel realizó su primera aparición pública en solitario con la Guardia de Granaderos, de la que había sido nombrada coronel en jefe el año previo. A medida que se acercaba su decimo octavo cumpleaños, fueron modificadas las leyes para que pudiera actuar como uno de los cinco consejeros de Estado en el caso de incapacidad de su padre o por ausencia del mismo en el extranjero, como ocurrió cuando visitó Italia en julio de 1944. En febrero de 1945, ingresó al Servicio Territorial Auxiliar de Mujeres como subalterna segunda (teniente segunda) honoraria con el número de servicio 230873. Se formó como conductora y mecánica, y fue ascendida a comandante junior (capitán) honoraria cinco meses después.
Durante la guerra, se desarrollaron planes para acabar con el nacionalismo galés por acercarse Isabel más estrechamente con Gales. Los políticos locales promovieron la propuesta de que se convirtiera en princesa de Gales en su 18º cumpleaños. La idea fue apoyada por el ministro del Interior, Herbert Morrison, pero fue rechazada por el Rey porque aclaraba que era un título que pertenecía únicamente a la esposa del príncipe de Gales. Además, este último siempre había sido el heredero (por lo general, el hijo mayor del soberano) e Isabel era sólo la heredera legal y podría ser reemplazada en la línea de sucesión si el Rey tuviera un hijo.
Para el final de la guerra, en el Día de la Victoria en Europa, Isabel y su hermana se mezclaron entre la multitud anónima para celebrar en las calles de Londres.
Dos años más tarde, la princesa hizo su primera gira por el extranjero, cuando acompañó a sus padres al sur de África. Durante el recorrido, en una emisión especial a la Mancomunidad de Naciones el día de su vigesimoprimer cumpleaños, prometió: «Declaro ante vosotros que mi vida entera, ya sea larga o corta, será dedicada a vuestro servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial a la que pertenecemos todos

File:SAR Class GEA 4024 (4-8-2+2-8-4) Princesses on footplate.jpg

La Princesas Isabel y Margarita en su viaje a Sudáfrica en 1947

Isabel conoció a su futuro esposo, el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, en 1934 y lo volvió a ver en 1937. Después de otra reunión en el Britannia Royal Naval College en julio de 1939, Isabel —de tan solo 13 años— se enamoró de Felipe, hijo de Andrés de Grecia y Alicia de Battenberg, y comenzaron a contactarse por cartas. Se casaron el 20 de noviembre de 1947 en la Abadía de Westminster. Eran primos segundos por parte del rey Christian IX de Dinamarca y primos terceros por parte de la reina Victoria. Antes del matrimonio, Felipe renunció a sus títulos griegos y daneses, se convirtió de la ortodoxia griega al anglicanismo y adoptó la denominación de teniente Felipe Mountbatten, tomando el apellido de la familia británica de su madre. Justo antes de la boda, fue designado duque de Edimburgo y recibió el tratamiento de Su Alteza Real.
El matrimonio no estuvo exento de polémicas: Felipe no poseía domiciliación financiera, provenía del extranjero (a través de un súbdito británico) y tenía hermanas que se habían casado con nobles alemanes relacionados con los nazis.



Fotografía oficial de la boda de la Princesa Isabel y el Duque de Edimburgo

Isabel y Felipe recibieron 2 500 regalos de boda provenientes de todo el mundo, aunque Gran Bretaña aún no se había recuperado de la devastación de la guerra. Isabel, incluso, necesitó de cupones de racionamiento para adquirir los materiales para su vestido de casamiento, diseñado por el modisto Norman Hartnell en satén de color marfil y decorado con hilo de plata, bordados de tul y 10.000 perlas blancas importadas directamente de América. Su ramo de orquídeas blancas y de mirto, extraído del arbusto que había plantado la reina Victoria tras su boda, fue depositado en la tumba del soldado desconocido, acto que su madre había realizado también en 1923. Tras la ceremonia religiosa, se ofreció una comida a los invitados en el Palacio de Buckingham.
En la Gran Bretaña de posguerra, no era aceptable que las relaciones alemanas de la familia del duque de Edimburgo fueran invitadas a la boda, incluyéndose a sus tres hermanas. Una de las notables ausencias fue Eduardo, el antiguo rey, que no fue invitado, mientras que su hermana, la princesa María, se ausentó por problemas de salud. Ronald Storrs afirmó que ella no concurrió en protesta por la exclusión de su hermano.
La ceremonia estuvo oficiada por el arzobispo de Canterbury y el de York. Se contó con la presencia de ocho damas de honor, entre ellas la prima de Isabel, Margaret Rhodes. La boda tuvo más de 2.000 invitados y la radio BBC transmitió en vivo la celebración. El primer ministro Winston Churchill definió el festejo como «un toque de color en el duro camino que debemos recorrer.»



Instantánea de la Boda Real
Isabel dio a luz a su primer hijo, el príncipe Carlos, el 14 de noviembre de 1948, menos de un mes después de que Jorge VI emitiera una patente real, la cual permitía a sus hijos utilizar el tratamiento y título de príncipe o princesa. La pareja tuvo una hija en 1950, la princesa Ana.
Después de la boda, la pareja residió en Windlesham Moor cerca del Castillo de Windsor, hasta el 4 de julio de 1949, cuando se instalaron en Clarence House, en Londres. Durante repetidas ocasiones entre 1949 y 1951, el duque de Edimburgo fue destinado al protectorado británico de Malta como oficial de la Marina Real. Tanto él como su esposa, vivieron de forma intercalada, durante varios meses, en la aldea maltesa de Gwardamangia, en Villa Gwardamangia y en la casa alquilada del tío de Felipe, Lord Mountbatten. Sin embargo, sus hijos permanecieron en el Reino Unido.


Archivo:Coat of Arms of Elizabeth, Duchess of Edinburgh (1947-1952).svg

Armas de la Princesa Isabel, Duquesa de Edimburgo (1947-1952)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada