SERVUS HISPANIARUM REGIS



martes, 16 de octubre de 2012

CRISTIAN IX, EL REY DANÉS DE LA GUERRA DE LOS DUCADOS


                                         +
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Salón del Trono quiere sumarse al sentimiento de dolor que embarga a la Familia Ducal del Infantado por la trágica pérdida de su hijo, Don Íñigo de Arteaga, Marqués de Távara, en accidente aéreo junto a otras dos personas en la localidad toledana de San Pablo de los Montes. Nuestra oración por los fallecidos y el afecto de este Blog para los Duques del Infantado en este doloroso trance.
Se da la circunstancia de que, tan sólo hace unos días, el fallecido Marqués de Távara participaba en la ceremonia de ingreso en la Maestranza de Castilla, de la que dimos cuenta en entradas anteriores.
D.E.P.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

File:1818 Christian-05.jpg

Cristian IX de Dinamarca nació el 8 de abril de 1818, en el castillo de Gottorp de la ciudad de Schleswig, siendo el cuarto hijo del Duque Federico Guillermo de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg (1785-1831) y de su esposa Luisa Carolina de Hesse-Kassel (1789-1867), hija de Luisa de Dinamarca (1750-1831). Por el lado materno descendía de Federico V de Dinamarca y de varias otras casas reales europeas, pero de ninguna de estas por línea directa.
Por su nacimiento era Príncipe de la casa de Oldemburgo y fue educado en la academia militar de Copenhague. Ingresó en el ejército (donde alcanzó el grado de jefe de escuadrón) en el año 1837, para, en el año 1848, ser nombrado comandante de la guardia de caballería.

File:Christian IX of Denmark and family 1862.jpg
Cristian IX y su familia en una fotografía de 1862

En el año 1842, tras un fallido compromiso con Victoria, reina de la Gran Bretaña, Cristián contrajo nupcias con la princesa alemana Luisa Guillermina de Hesse-Kassel, hija de Luisa Carlota de Dinamarca y sobrina del rey Cristián VIII de Dinamarca.
El hijo y sucesor de Cristián VIII, Federico VII de Dinamarca (1808-1863), al no tener hijos varones, se vio obligado a reformar la ley sálica, lo que condujo a que, tras la muerte del rey, y gracias al matrimonio con Luisa, Cristian fuera coronado como rey de Dinamarca con el nombre de Cristian IX.


File:Christian IX af Henrik Olrik.jpg
S.M. Cristian IX con la banda verde de la Orden del Elefante de Dinamarca

A los pocos días de subir al trono, se vio obligado por la presión popular a redactar la llamada Constitución Jurada de Dinamarca, por la que, entre otras medidas legislativas, proclamó la anexión de los ducados de Schleswig y Holstein, territorios que venían causando constantes litigios por su posesión entre Dinamarca y los estados alemanes del norte. Los príncipes alemanes protestaron ante tal medida, encabezando la protesta Federico de Augustenborg (1829-1880), quien apeló directamente a la Dieta de Frankfurt. Apoyado por Austria y Prusia, Federico organizó un impresionante ejército de 70.000 hombres con el que invadió los territorios en litigio el 1 de febrero del año 1864. Ante semejante acto de fuerza, Dinamarca fue a la guerra pero resultó derrotada y renunció a la soberanía de dichos ducados, más el de Lauemburgo, en virtud de la Paz de Viena, firmada el 30 de octubre del mismo año.
El 28 de julio de 1866 se promulgó otra Constitución, ya que la del año 1864 se redactó teniendo en cuenta los ducados perdidos en la guerra. Con Dinamarca fuera de los escenarios políticos europeos, Cristian IX tuvo que hacer frente a una serie de crisis internas, causadas por la lucha entre los elementos liberales y conservadores por el control del Rigsdag. Cristian IX se mostró partidario de un gobierno conservador, con su ministro Estrup gobernando mediante compromisos, hasta el año 1894.
A partir del año 1901, con el triunfo del Partido Agrario, liderado por el liberal-radical Deuntzer, el rey Cristian IX, siempre escrupuloso con las leyes constitucionales, permitió a éste la formación de un nuevo gobierno.

Christian IX of Denmark.jpg

Durante su reinado se fomentó el desarrollo económico del país a todos los niveles, con la importante participación de la Corona en el impulso industrializador y en el desarrollo e implantación de una agricultura y ganadería intensivas, destacando la introducción del cultivo de cereales.
Por los matrimonios de sus hijos e hijas, Cristian IX fue conocido con el sobrenombre de el Suegro de Europa. En efecto, entre otros matrimonios destacan los de sus hijos Cristian Federico, su sucesor como Federico VIII de Dinamarca, con Luisa de Suecia; Alejandra con Eduardo VII del Reino Unido; Jorge de Dinamarca (luego Jorge I de Grecia) con Olga de Rusia; Dagmar con el Zar Alejandro III de Rusia y Thyra con Ernesto Augusto de Hannover.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada