SERVUS HISPANIARUM REGIS



lunes, 26 de noviembre de 2012

¡HASTA SIEMPRE TONY!

Nos escribe nuestro amigo y seguidor de este Blog, Don Juan José Rodríguez, indicándonos la oportunidad de rendir en este medio un homenaje al gran artista Tony Leblanc, fallecido el pasado sábado. Recuerda Don Juan José Rodríguez que Tony estaba en posesión de la Orden del Dos de Mayo y que por ello, falerística y arte escénico pueden darse la mano en una entrada.
Muchísimas gracias por esta afortunada sugerencia, que pone de manifesto el cariño de nuestros lectores por este su Blog y la conexión directa de Salón del Trono con todos sus seguidores y la realidad de España y del mundo.




Tony Leblanc (Ignacio Fernández Sánchez) nació el 7 de mayo de 1922 en Madrid
Tras los estudios primarios pronto comenzó a bailar, sobre todo claqué, al tiempo que trabajaba como botones y ascensorista en el Museo del Prado, del que su padre era conserje.
Debutó en 1936 y, durante la Guerra Civil, fue figurante con Pastora Imperio. Tras finalizar la contienda abandonó su trabajo de bailarín para volver al Prado, época en que colaboró de "extra" en algunas películas.
En 1942 ingresó como 'boy' en la compañía de revista de Celia Gámez y obtuvo el título de campeón de España de claqué. Atraído por el boxeo, empezó a pelear como 'amateur' y llegó a ser apodado 'El Tigre de Chamberí', después de que en 1943 quedase como campeón de Castilla de peso ligero. Compaginó ese deporte con el fútbol (jugó con el Carabanchel C.F., de Tercera Division).

"El Tigre de Chamberí"

Sin embargo, fue en el terreno de la actuación donde logró gran éxito. Debutó con papeles de galán cómico, tanto en cine como en teatro. Tony Leblanc intervino en películas tan conocidas como 'Los últimos de Filipinas'; 'La revoltosa'; 'Historias de la radio'; 'Manolo, guarda urbano'; 'Los ángeles del volante'; 'El Tigre de Chamberí'; 'Las chicas de la Cruz Roja'; 'Secretaria para todo'; 'El Día de los Enamorados'; 'Los tramposos'; 'Hoy como ayer'; 'La dinamita está servida'; 'El astronauta'; o 'La casa de los Martínez'.
Al teatro llegó en 1946 con 'Las horas inolvidables', obra a la que siguieron 'Doña Mariquita de mi corazón' y 'Cinco minutos nada menos'. Con la compañía de Ana Mariscal realizó 'La maravilla errante' (1947). Fue director y primer actor de la compañía de Manuel Paso. Más tarde, contratado por Luis Escobar, realizó en el madrileño Teatro Eslava 'Te espero en Eslava' y 'Ven y ven al Eslava'.
También cultivó las facetas, menos conocidas para la mayoría, de autor y director escénico, además de empresario, pues a finales de lo años 50 montó una productora cinematográfica. Apareció en más de 150 filmes y participó en numerosas actuaciones en teatro, cafés-teatro, salas de fiesta y para televisión.

Tony Leblanc con José Luis López Vázquez y Manolo Gómez Mur, en 'Tres de la Cruz Roja'.
Tres grandes e inolvidables del cine español: José Luis López Vázquez, Tony Leblanc y Manolo Gómez Bur en la película "Tres de la Cruz Roja"

Es autor de un pasodoble de éxito: Cántame un pasodoble español, creado para la revista Un Pasodoble Español (1970), de la artista folclórica Lolita Sevilla; a raíz del cual continuó colaborando con ella en otros pasodobles: Las piedras del camino, Te digo sinceramente o Un abanico español (éste último con el Maestro Quiroga).

Decidió retirarse en 1975, tras el rodaje de 'Tres suecas para tres Rodríguez'. En 1983, sufrió un accidente de tráfico que le dejó secuelas graves por un largo tiempo en el que fue animado por compañeros del espectáculo, con homenajes en su honor y estímulos para proseguir con la escritura. Así, elaboró el guión de la comedia 'La terrible verdad de mis cuentos' (1987), publicó el poemario 'En la otra orilla de mi vida' (1987) y escribió letras de canciones, una obra de teatro y un guión de cine.
Recibió el Goya de Honor en 1993.
Tras 15 años fuera de los platós, Tony Leblanc volvió al cine de la mano de Santiago Segura y su 'Torrente, el brazo tonto de la ley' (1998), donde encarnó al padre hemipléjico de un policía macarra y cutre, además de machista y alcohólico, que pone a su progenitor a pedir en el metro. Esta interpretación le valió el Goya al mejor actor de reparto. La recogida del premio fue especialmente emotiva, debido a la inesperada recuperación del actor, que logró caminar.

Tony junto a la estatuilla del Goya cinematográfico

Leblanc, autor de su libro de memorias 'Esta es mi vida' (1999), participó de nuevo en la segunda parte del filme de Segura, 'Torrente 2: Misión en Marbella' (2001). Entre sus últimas apariciones destaca su papel de Cervan -el quiosquero- en la serie de TVE 'Cuéntame' por el que en 2004 se le rindió un homenaje al que no pudo asistir por motivos de salud durante la celebración de la gala de la Academia de Televisión (ATV). Asimismo, en 2011 participó en la cuarta entrega de Torrente titulada 'Torrente 4: Lethal Crisis'. Ese mismo año, el Círculo de Escritores Cinematográficos le entregó la Medalla de Honor 2010 como reconocimiento a su dilatada trayectoria profesional.
Recibió la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo este mismo año 2012.

Tony Leblanc luciendo la Banda y la Placa de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo tras ser condecorado por la entoces Presidenta de la Comunidad, Excma. Sra. Doña Esperanza Aguirre.

Tony Leblanc nos ha dejado el 24 de noviembre de 2012 en su domicilio de Villaviciosa de Odón a los 90 años de edad.


¡GRACIAS TONY!
-------------------------------------------------------------------------------------
Como complemento a este homenaje de hoy les ofrecemos toda la información concerniente a la Orden del Dos de Mayo:

La Orden del Dos de Mayo es la máxima distinción que concede la Comunidad de Madrid. Tiene tres grados: Gran Cruz, Encomienda de Número y Cruz, según preeminencia. En el caso de personas jurídicas, la condecoración adopta la forma de Placa de Honor. Está regulada por el decreto 91/2006, de 2 de noviembre.

Extractos del DECRETO 91/2006, de 2 de noviembre, del Consejo de Gobierno, por el que se establece la "Orden del Dos de Mayo″ de la Comunidad de Madrid y se regulan los correspondientes honores y distinciones.


El reconocimiento de los méritos extraordinarios y de los servicios relevantes a la sociedad es consustancial a toda Administración Pública. En España, desde tiempos remotos y bajo todos los sistemas políticos, las Administraciones Públicas han contado siempre con una gran variedad de instrumentos honoríficos para que las personas e instituciones que se hubiesen distinguido por su contribución al progreso democrático, económico, cultural o social, obtengan el reconocimiento social que estas distinciones conllevan.
 Tras la Constitución española de 1978, esta tradición ha sido asumida por las Comunidades Autónomas, muchas de las cuales han aprobado una variada gama de distinciones honoríficas y condecoraciones que tienen por fin recompensar y reconocer la colaboración y participación de personas e instituciones en las tareas y objetivos comunitarios de toda índole...


...Con la creación de la "Orden del Dos de Mayo" de la Comunidad de Madrid, la Administración regional quiere articular un nuevo instrumento de reconocimiento social, de fomento y promoción de conductas ejemplarizantes que han destacado en su servicio a la ciudadanía. Con ella no solo se beneficia a las personas e instituciones distinguidas, sino también y principalmente a la propia sociedad madrileña, en cuyo nombre se honra a aquellas... 
DISPONGO

Artículo 1. Creación de la "Orden del Dos de Mayo"

Se crea la "Orden del Dos de Mayo" de la Comunidad de Madrid, que podrá ser concedida, en sus distintos grados, a las personas físicas y jurídicas, e instituciones, nacionales y extranjeras, que el Consejo de la Orden tenga a bien premiar o distinguir, por actos o servicios relevantes para los ciudadanos y en general por su contribución al progreso político, económico, cultural o social.

Artículo 2. Grados de la Orden

La "Orden del Dos de Mayo" tiene tres grados: Gran Cruz, Encomienda de Número y Cruz, según preeminencia. En el caso de personas jurídicas, la condecoración adopta la forma de Placa de Honor.

Artículo 3. Jefatura de la Orden

La Jefatura Superior de la Orden le corresponde al titular de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, como más alto representante de la Comunidad Autónoma.

Artículo 4. Secretariado General de la Orden

El titular de la Secretaría General del Consejo de Gobierno desempeña el Secretariado General de la Orden con las siguientes funciones:

a) Tramitar los procedimientos de concesión de las condecoraciones.
b) Desempeñar la Secretaría del Consejo de la Orden, con voz y voto.
c) Expedir los títulos de las condecoraciones.
d) Gestionar el libro de registro de las condecoraciones y, en general, los asuntos administrativos relacionados con la Orden.

Artículo 5. Consejo de la Orden

El Consejo de la Orden, presidido por el titular de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, está integrado por todos los miembros del Consejo de Gobierno.

Artículo 6. Procedimiento de ingreso en la Orden y para la concesión

1. El procedimiento para el ingreso en la Orden y la concesión de las condecoraciones se iniciará a propuesta del titular de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, o de cualquiera de los miembros del Consejo de Gobierno.

2. La Orden se concederá, previo informe del Consejo de la -Orden, por Decreto del Gobierno, en el caso de la Gran Cruz, y por Decreto del titular de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, en el caso de la Encomienda de Número y de la Cruz.

3. Con objeto de prestigiar la "Orden del Dos de Mayo", el Consejo de la Orden velará por que el número de las concesiones, especialmente en el grado de la Gran Cruz, se limite a una cifra que no perjudique el carácter singular y honorífico de esta condecoración.

4. Los ex Presidentes de la Comunidad de Madrid tendrán la consideración de miembros de la Orden y derecho al otorgamiento de la misma en su categoría de Gran Cruz.

Artículo 7. Descripción de las insignias

Las insignias correspondientes a los distintos grados y formas de la "Orden del Dos de Mayo" se ajustarán a los modelos que apruebe, mediante Orden, el Vicepresidente Primero y Portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Artículo 8. Tratamiento de los miembros de la Orden

1. Los miembros del primer grado tienen tratamiento de excelencia y los del segundo y tercero, de señoría ilustrísima.

2. La condición de miembro de la Orden tiene un carácter exclusivamente honorífico, sin prestación económica en ningún caso.

3. Durante su mandato no podrá otorgarse la condecoración a ningún alto cargo de la Comunidad de Madrid o diputado de la Asamblea de Madrid.

Artículo 9. Separación de la Orden

Las personas condecoradas con cualquier grado de la "Orden del Dos de Mayo" que sean condenadas por sentencia firme en juicio penal o realicen actos notoriamente contrarios a la imagen o a los intereses de la Comunidad de Madrid, pueden ser desposeídas de los títulos, honores y privilegios inherentes a los distintos grados. El Consejo de la Orden actúa de oficio en estos casos, con trámite de audiencia al interesado.

DISPOSICIÓN ADICIONAL

Primera

La concesión de la "Orden del Dos de Mayo" de la Comunidad de Madrid es independiente de la concesión de la Medalla de la Comunidad de Madrid.

  
Gran Cruz

Gran Cruz: Las insignias de este grado consistirán en una placa de 85 milímetros de diámetro total de metal dorado, formada por cuatro brazos hendidos en corona, iguales y simétricos esmaltados en rojo y rematados por una bola dorada. Alternándose con los brazos llevará cuatro ráfagas bruñidas. El centro de la cruz será en forma circular partido en dos, y estará rodeado por una orla azul con la -leyenda: Orden del 2 de mayo, Comunidad de Madrid, con letras -doradas. En la parte derecha irá esmaltado en rojo el mapa de la -Comunidad de Madrid, sobre fondo blanco, y en la parte izquierda dos torres doradas bajo las estrellas de la Comunidad de Madrid, -sobre fondo rojo. En la parte superior lucirá la corona real.


Encomienda de número

Encomienda de número: Consistirá en una placa de iguales características que las descritas para la Gran Cruz, con la diferencia de su tamaño, que será de 75 milímetros.


Cruz

Cruz: Consistirá en una placa de iguales características que las descritas para la Gran Cruz, con la diferencia de su tamaño, que será de 75 milímetros, y que entre sus brazos no habrá ráfagas bruñidas.
Todo el conjunto de la cruz pende de la corona real, que medirá 18 milímetros de alto y 21 de ancho.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada