SERVUS HISPANIARUM REGIS



sábado, 1 de diciembre de 2012

EL REGIMIENTO ROYAL LIEGEOIS


Fuente: Bosselier, coleccion Henri Achard

En vísperas de las convulsiones revolucionarias de 1789, S.A.S.R. César Constantino, Príncipe Obispo de Lieja, interesó a S.M.C. Luis XVI de Francia en la creación de un regimiento de infantería que reforzara la defensa y seguridad de la zona en previsión de una hipotética guerra con los británicos. En 1788 se procedía a reclutar los efectivos de dicho regimiento de infantería, a expensas del Rey de Francia, en el que sus oficiales provendrían de la nobleza de Lieja (actual Bélgica). En aquella época servían con las armas a Luis XVI numerosos regimientos extranjeros de las más diversas procedencias: suizos, alemanes, irlandeses, escoceses...
Sería la última unidad militar creada por la antigua monarquía.

RL
Infante del Royal Liegeois en 1788.
Fuente: "Le Petit Volontaire"

El reclutamiento del Regimiento « Royal Liégeois » comenzó a realizarse, al menos parcialmente, en tierras de Lieja, que en aquella época era un principado con una mayor extensión que los actuales límites de la provincia belga.
Numerosas poblaciones situadas al sur de Charleroi dependían de este Principado, entre ellas: Ham-sur-Heure, Cours-sur-Heure, Landelies, Montigny-le-Tilleul, Lobbes etc...
Sabemos que el « Royal Liégeois » tenía un banderín de enganche ubicado en Malonne, localidad cercana a Namur.
Fueron necesarios cerca de dos años para poner sobre las armas al Regimiento que estaba compuesto por una mayoría relativa de habitantes del Principado de Lieja.
Inicialmente tuvo por guarnición la ciudad de Cambrai en el norte de Francia y más tarde fue destinado a Avesnes.
Durante la Revolución Francesa, el 9 de agosto de 1790, el Royal-Liégeois contribuyó a sofocar en la ciudad de Nancy la rebelión de la guarnición y de dos regimientos que habían sido enviados previamente. Enviado después a Belfort, fue muy mal recibido por sus habitantes quienes le reprochaban haber participado en la represión de la rebelión de Nancy. Las vejaciones a las que los soldados del Royal Liegeois fueron sometidos por los jacobinos acabaron por exasperar a los oficiales del Regimiento.

RL2
Cartel de reclutamiento del Regimiento Royal Liégeois
Fuente: "Le Petit Volontaire"


El 21 de octubre de 1790, a la salida de un banquete, los oficiales del Regimiento salieron del local en el que se encontraban al grito de "Viva el Rey, vivan los les aristócratas" y se esparcieron por la ciudad gritando: "Merde pour la Nation !" acompañados rápidamente por sus hombres.
A consecuencia de estos incidentes, su Coronel, el Conde de la Tour,  y el Mayor Grunsteins, tuvieron que huir para evitar una orden de arresto emitida por la Asamblea Nacional.
Por decreto de 1 de enero de 1791, el Regimiento perdía su condición de "extranjero" y se convertía en el 101º de Línea.
Su fama de unidad de tendencia contra-revolucionaria le acompañó por donde iba lo que hizo muy difícil su existencia.
Destinado al sur de Francia, las nuevas autoridades  republicanas decidieron su disolución en 1792.
Buena parte de su oficialidad y se unió a su coronel, el Conde de la Tour, para combatir a la Revolución desde el exterior encuadrados en el Ejército de Condé. El resto de la tropa, o bien se integró en otros regimientos franceses o se pasó a unidades realistas.
El Conde de la Tour pasó a Holanda en 1794 donde se esforzó en levantar un regimiento de emigrados al servicio de Gran Bretaña que recibiría indistintamente los nombres de Légion de la Tour, Royal Foreigners y Royal Liegeois. La tropa estaba compuesta mayoritariamente por alemanes y holandeses.
Aún estaban con el Conde dos viejos oficiales del primitivo Regimento. Con ellos y unos 1200 hombres fue destinado a las Antillas donde quedaron diezmados por la fiebre amarilla.
El Regimiento se disolvió definitivamente en 1797, pasando sus restos a formar parte del británico 60º Regimiento de Infantería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada