SERVUS HISPANIARUM REGIS



martes, 11 de diciembre de 2012

LA ORDEN REAL DE AFTAB

Archivo: 1882 Irán Yv40.jpg


La Orden de Aftab (Nishan-i-Aftab) fue fundada por Nasser al-Din Qajar Shah, rey de Persia, en febrero de 1873, antes de su primera visita a varios países europeos.
Tenía dos clases, la primera restringida a mujeres soberanas o consortes de los soberanos reinantes, y la segunda, que se concedía a princesas y damas de alto rango, y a aquellas que merecieran un reconocimiento especial a criterio del Shah.

File:Orde van de Zon.jpg



La insignia de la primera clase consiste en una placa, una banda y su insignia. La placa es un disco circular en platino que contiene un rostro representando un sol femenino (aftab), totalmente esmaltado en colores naturales y rodeado por una estrecha banda elevada de platino.
La banda de platino se decora con una diadema ancha, completamente incrustada, con dieciocho diamantes, bordeada por otra estrecha banda también en platino.
Todo ello destella una serie de dieciséis rayos de sol separados unos de otros por otras tantas figuradas colas de golondrina con incrustaciones de diamantes y brillantes.

Archivo: Auto-of-aftab.jpg
Placa de la Orden de Aftab
Fuente: Leo71538

La banda era de moiré rosa, ribeteada con estrechas franjas rosas y verdes.
Tras la caída de la dinastía Qajar y en la época del Shah Reza Pahlavi, esta Orden fue sustituida por la Orden de Khorshid (otra palabra persa que significa "sol") en 1939.


Archivo: Naser al-Din Shah1.jpg
El Shah Nasser al-Din Shah Qajar. fundador de la Orden de Aftab, vistiendo un uniforme cubierto de diamantes

Nasser al-Din Shah Qajar ( ناصرالدین شاه قاجارNāṣiru d-Dīn Shāh Qājār) nació en Tabriz (Irán), el 16 de julio de 1831. Fue hijo de Mohammad Shah Qajar y Malek Jahan Khanom, Mahd-e Olia, llegando a protagonizar el tercer reinado más largo de la historia de Irán después de los de Shapur II en la dinastía Sasánida y de Tahmasp I en la dinastía Safavid. Reinó durante cincuenta años y fue el primer soberano iraní que escribió y publicó sus diarios.
Ascendió al trono del pavo real a la muerte de su padre en 1848 con la ayuda de Amir Kabir.
Naser al-Din era de tendencias reformistas, pero fue dictatorial en su estilo de gobierno.
No pudiendo recuperar el territorio perdido ante Rusia en el siglo XIX, Nāṣer al-Dīn pidió una indemnización a los británicos por la incautación de Herāt (Afganistán) en 1856. Gran Bretaña consideró la petición como una amenaza a la India británica y declaró la guerra a Irán, tras la cual los iraníes debieron reconocer oficialmente al Reino de Afganistán.
Fue el primer monarca iraní moderno en visitar Europa en 1873, 1878 y finalmente en 1889. Durante su visita al Reino Unido en 1873, Naser al-Din Shah fue nombrado por la Reina Victoria Caballero de la Orden de la Jarretera. El diario de ese viaje de 1873 se publicó en varias lenguas como el persa, alemán, francés y holandés.
 
File:The Shah and the British Royal Family.jpg
El Shah Nasser al-Din Shah Qajar junto a la Familia Real Británica en el Royal Albert Hall de Londres
 
 
En 1890 conoció al británico Gerald Talbot y firmó un contrato con él dándole la propiedad de la industria de tabaco iraní, pero más tarde se vio obligado a cancelar el contrato después de que el Ayatollah Mirza Hassan Shirazi emitiera una Fatwa que hizo del cultivo y consumo de tabaco un haram (acto prohibido). Incluso afectó a la vida personal del Shah y de sus esposas no permitiéndose fumar en la Corte.
Naser al-Din fue eficaz en la introducción de varias influencias occidentales en Irán. Limitó el poder del clero secular, introdujo los servicios de correos y telégrafos, construyó caminos, abrió la primera escuela que ofrecía educación occidental y lanzó el primer periódico de Irán. Fue el primer iraní en ser fotografiado y a su vez un maestro y mecenas de la fotografía.
El monarca era muy diestro en el dibujo y compuso poemas de estimable belleza.
 
File:Nasseraldinshah3.jpg.png
El Shah Nasser al-Din Shah Qajar en su Palacio de Golestán
 
En los últimos años de su Gobierno, sin embargo, se resistió a las crecientes presiones para que realizaran reformas. Concedió una serie de derechos favorables a los extranjeros a cambio de grandes pagos que entraron en sus propios bolsillos. En 1872 la presión popular le obligó a retirar unas concesiones  para construir  ferrocarriles y obras de riego en todo el Reino.
En 1890 intentó otorgar una concesión de cincuenta años en la compra, venta y procesamiento de todo tipo de tabaco iraní, lo que llevó a un boicot nacional y la retirada de la concesión. Este último incidente es considerado por muchos expertos como el origen del moderno nacionalismo iraní.
 
El Soberano iraní en otra fotografía de época

 
Naser al-Din fue asesinado el 1 de mayo de 1896 por Mirza Reza Kermani, un seguidor de Jamal al-Din al-Afghani, cuando el monarca estaba de visita y oración en el Santuario de Shah-Abdol-Azim de Teherán.
Fue enterrado en el cementerio Shah-Abdol-Azim, Ray cerca de Teherán. Su lápida de mármol, de una sola pieza, y que muestra su imagen de cuerpo entero, se conserva en el Museo del Palacio Golestán en Teherán y es reconocida como una obra maestra de la escultura de la época Kayar.
Su primer ministro entonces, Ali Asghar Khan, ayudó a asegurar a la transferencia del trono a Mozaffar al-Din.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada