SERVUS HISPANIARUM REGIS



jueves, 21 de marzo de 2013

LA MILICIA DE JESUCRISTO

Por indicación de mi buen amigo Don Alejandro Llano Olay, que ha localizado esta valiosa información, dedico la entrada de hoy a una institución caballeresca no muy conocida, pero que cuenta en su haber con un larga historia y el reconocimiento expreso de la Santa Sede: "La Milicia de Jesucristo".

milizia-di-gesu-cristo

La Milicia de Jesucristo nació en 1209 alrededor de Santo Domingo y de los frailes dominicos. Apoyada a lo largo de los siglos por varios Pontífices, creció como institución caballeresca cuyos miembros, laicos valerosos y fieles, se ponían al servicio de la Iglesia para defender la fe. En 1870 la Orden de Caballería de la Militia Christi se reorganizó en Roma alrededor de un círculo de oficiales pontificios que, asistidos por el Maestro general de los dominicos y animados por Pío IX, relanzan el espíritu de la antigua institución orientando a sus miembros hacia la construcción del Reino de Dios en la sociedad. 
El período de reforma vivido entre 1959 y 1973 vio la transformación de la Orden en asociación de fieles y la adaptación de sus finalidades a las exigencias del apostolado de los laicos en la perspectiva del Concilio Vaticano II. 
El 21 de noviembre de 1981 el Consejo Pontificio para los Laicos decretó el reconocimiento de la Milice de Jésus-Christ como asociación internacional de fieles de derecho pontificio.

Damas y Caballeros de la Milicia de Jesucristo de la Diócesis de Tournai (Bélgica)

La Milicia de Jesucristo reúne a laicos –hombres y mujeres– de todas las condiciones, deseosos de comprometerse individualmente y en cuanto asociación para hacer progresar el espíritu de fe y los valores cristianos en el mundo. Sus miembros se proponen vivir los consejos evangélicos según el propio estado de vida y con un renovado espíritu de caballería, practicando obras de formación doctrinal y ecuménica, de piedad mariana y de justicia social.
Con el fin de apoyar estos tres campos de acción, la Milicia de Jesucristo confía la responsabilidad a tres departamentos, cada uno de ellos guiado por un Director: el departamento de la Verdad, que asegura la formación de los miembros, basada en la filosofía y la teología tomista, tanto mediante la enseñanza como mediante la orientación hacia fuentes seguras; el departamento del Rosario, que corresponde a la vocación mariana de la Asociación y tiene la finalidad de alimentar la vida interior y la piedad de los miembros, gracias a los retiros espirituales, vigilias de oración, momentos de meditación; y el departamento de la hospitalidad, que además de asegurar la ayuda mutua entre los miembros y de organizar la acogida con ocasión de encuentros de capítulo, también tiene la tarea de sostener y de promover obras de solidaridad y de caridad inseparables de la evangelización.

La Milicia de Jesucristo está dirigida por un Maestro General elegido por nueve años y reelegible que, acompañado de un Asistente General, tiene la responsabilidad de tomar las decisiones relativas a la vida de la Asociación. El Asistente General se sirve de la colaboración del Consejo Magistral constituido por el Secretario General, los Responsables provinciales, los Directores de departamento y los miembros designados pro tempore. El ordinario eclesiástico es el Arzobispo de Sens (Francia). 

Regalía de la Milicia de Jesucristo, de indudable vinculación dominica

A la Milicia de Jesucristo se puede pertenecer como: miembro afiliadomiembro comprometido o miembro consagrado
Los miembros afiliados son personas que viven la espiritualidad de la asociación sin estar vinculados con ella; los miembros comprometidos se vinculan por etapas sucesivas al espíritu de servicio y militancia propios de la vocación caballeresca y a la espiritualidad dominica; los miembros consagrados se comprometen mediante voto a vivir los consejos evangélicos de pobreza y castidad según su propio estado y las exigencias de obediencia especial al Papa y de defensa de la Virgen María, pronunciando uno o más votos, primero provisionales y después definitivos. Los miembros están agrupados en casas, dirigidas por los Delegados locales. Las casas presentes en el mismo país constituyen una Provincia, confiada al Delegado Provincial.

Portaespada de la Milicia de Jesucristo

La Milicia de Jesucristo cuenta con 506 miembros y está presente en 9 países distribuidos en distintos continentes: África (2), Europa (4), Norteamérica (1), Oriente Medio (1), Sudamérica (1).
La Asociación gestiona las Opere Militia Christi para la solidaridad entre las distintas Provincias y el apoyo de proyectos caritativos; la iniciativa Parrains pour le Liban, que ofrece ayudas para los estudios de jóvenes libaneses pertenecientes a familias con escasos recursos; la iniciativa Marie porte du Ciel, que en Brasil actúa para la evangelización, la construcción de un santuario, y la realización de curas paliativas.
Posee una revista: Militia Christi, que se publica de forma cuatrimestral en francés.
http://www.militia-christi.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada