SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 1 de mayo de 2013

GUILLERMO ALEJANDRO Y MÁXIMA, REYES DE LOS PAÍSES BAJOS

File:Royal Monogram of Prince Willem-Alexander of the Netherlands.svg
Monograma del nuevo Rey
Autor: Glasshose


En medio de un ambiente festivo y emocionado se cumplieron ayer las previsiones sucesorias. SS.MM. los Reyes Guillermo Alejandro y Máxima, son ya los nuevos soberanos de los Países Bajos.


La ya histórica Acta de Abdicación.
Fuente: Reuters

Sencillez en los gestos y ceremonias, complicidad en las sonrisas y miradas; todo ello en un ambiente de perfecta unidad con el pueblo congregado en la Plaza Dam de Ámsterdam que aplaudió y vitoreó constantemente a la ya Princesa Beatriz y a sus nuevos Reyes y a la Familia Real.

Relevo generacional en el Balcón Principal del Palacio Real de Ámsterdam

Los nuevos monarcas de los Países Bajos y sus tres hijas

Excelente retransmisión del primer canal de la televisión neerlandesa, que tuvo el detalle, entre otros, de explicar, con dos imágenes en pantalla, las mínimas diferencias heráldicas existentes entre el Estandarte Real de la Reina Beatriz y el nuevo Estandarte Real del Rey Guillermo Alejandro, en el momento en que el primero era arriado del mástil de Palacio Real y se procedía al izado del segundo, momentos después del instante en que el Acta de Abdicación estuvo firmada por todos los presentes en la ceremonia del Salón del Consejo que, obviamente fue televisada en directo.

Foto ofcial de SS.MM. Guillermo Alejandro y Máxima de los Países Bajos
Fotografía: @RVD Koos Breukel

De especial interés fue la entrada en la Neuwe Kerk de la comitiva real y la ceremonia de entronización en presencia de los Estados Generales y el Discurso de la Corona con el Juramento del Rey

S.M. Guillermo Alejandro jura ante los Estados Generales
Fuente: Place Royale

Fragmentos del Discurso y Juramento

"Durante el curso de dos siglos, la monarquía holandesa ha quedado indisolublemente unida a nuestra democracia parlamentaria. La investidura y el juramento que estoy a punto de prestar confirman esa conexión, consagrada en la Carta del Reino y la Constitución. [...]

La monarquía es un símbolo de continuidad y unidad. Es un vínculo directo con nuestro pasado constitucional. [...] La base de los valores que compartimos puede ser encontrada en nuestra historia. Uno de esos valores es el rol del monarca como servido público. El Rey realiza los deberes de su cargo in servicio a la comunidad. [...]

La Carta del Reino y la Constitución son nuestros cimientos comunes. A través de buenos y malos tiempos, construyamos sobre ese cimiento en completa confianza de que juntos podemos afrontar el futuro con nuestras cabezas bien altas. [...]

Le juro a los pueblos del reino que preservaré y defenderé constantemente la Carta del Reino y la Constitución.

Juro que defenderé y preservaré la independencia y el territorio del Reino lo mejor que pueda; que protegeré las libertades y los derechos de todos sus ciudadanos y residentes, y que usaré todo el poder a mi disposición bajo la ley para apoyar y promover el bienestar del Reino, como debe hacer un buen y leal Rey.

Con la ayuda de Dios."

Tras el juramento del nuevo Rey a la Carta del Reino y a la Constitución del país, todos y cada uno de los diputados de la Asamblea, por llamamiento nominal, juraron o prometieron fidelidad al Soberano.

Un momento de la lectura del Discurso de la Corona

Los cetros en manos de los representantes del pueblo soberano y la salida a la Plaza Dam con trompeteros que acompañaron la proclamación pública con los tres hurras rituales.

La Plaza Dam de Ámsterdam transformada en un mar naranja de ciudadanos

Foto oficial de Su Majestad Guillermo Alejandro de los Países Bajos
Fotografía: @RVD Koos Breukel

Foto de familia con los miembros de las Casas Reales asistentes a los actos


SS.AA.RR. los Príncipes de Asturias Don Felipe y Doña Letizia en representación del Reino de España
Foto: Vanity Fair

"Salón del Trono" se une a la alegría de los Países Bajos por saber mantener en equilibrio tradición y modernidad, situando la institución monárquica como seña de identidad nacional, perfectamente adecuada a los tiempos presentes y en  progreso junto al pueblo.
En los Países Bajos se cree y se confía en la Monarquía Parlamentaria como forma de estado idónea, porque sus habitantes conocen y valoran la importancia de la corona y de quienes la sirven y representan.

¡God zegene de Koning!. ¡Lang leve de Koning!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada