SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 8 de mayo de 2013

SOLEMNE JURAMENTO DE NUEVOS GUARDIAS SUIZOS



El pasado 6 de mayo, en conmemoración de la muerte de 147 soldados helvéticos caídos mientras defendían al Papa Clemente VII durante el Saco de Roma (1527), tuvo lugar el juramento de los nuevos reclutas de la Guardia Suiza Pontificia. Este año fueron treinta y cinco los que prestaron juramento ante el representante del Santo Padre, el arzobispo Giovanni Angelo Becciu, de la Secretaría de Estado. Participaron en el acto el Presidente de la Confederación Suiza, Ueli Maurer; cardenales, obispos, miembros de la Curia y representantes de las delegaciones diplomáticas ante la Santa Sede. 

La jornada de la Jura de Bandera comenzó por la mañana con la celebración de la Misa en el altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro. 
La Bandera de la Guardia Suiza tremolada en la Basílica de San Pedro. Se aprecian los escudos del Papa Francisco y de Julio II y las armas del Comandante de la Guardia en su centro

Seguidamente, tuvo lugar la ceremonia en memoria de los 147 guardias caídos, en la explanada de los Protomártires romanos. 

El Papa Francisco recibió seguidamente a los 35 reclutas y a sus familias, y les dirigió las siguientes palabras: “En este día conmemoráis el sacrificio de los Guardias Suizos que defendieron sin tregua al Papa durante el “Saco de Roma”. Hoy no estáis llamados a ese gesto heroico, sino a otra forma de sacrificio, que también es dura: poner vuestras energías juveniles al servicio de la Iglesia y del Papa. Y para ello hay que ser fuertes, animados por el amor y sostenidos por la fe en Cristo... Estoy convencido de que la decisión de poner estos años de vuestra vida al servicio del Papa no es ajena a vuestra fe. Al contrario, creo que los motivos más profundos que os han traído aquí, a Roma, tienen origen en ella. Una fe que habéis aprendido en vuestras familias, cultivado en vuestras parroquias y que manifiesta también el apego de los católicos suizos a la Iglesia”. 

Juramento de uno de los nuevos miembros de la Guardia Suiza

“Durante vuestra estancia en Roma estáis llamados a atestiguar vuestra fe con alegría y con la amabilidad del trato. ¡Que importante es ésto para tantas personas que pasan por la Ciudad del Vaticano! ¡Pero también es importante para los que trabajan aquí, en la Santa Sede, y para mí! Vuestra presencia es una señal de la fuerza y de la belleza del Evangelio, que en todas las épocas llama a los jóvenes a seguirlo. Y quisiera también invitaros a vivir el período que transcurrís en la Ciudad Eterna con espíritu de hermandad sincera, ayudándoos unos a otros a llevar una vida cristiana que corresponda a vuestra fe y a la misión en la Iglesia”. 
Su Santidad el Papa Francisco charla con el Comandante de la Guardia Suiza, Daniel Anrig

El Santo Padre concluyó recordando a los nuevos reclutas que su específica experiencia eclesial en el Cuerpo de la Guardia Suiza representa “una ocasión privilegiada para profundizar el conocimiento de Cristo y de su evangelio y para caminar siguiéndolos; casi respirando, aquí en Roma, la catolicidad de la Iglesia. Cuando algunos de vosotros juren cumplir fielmente el servicio en la Guardia y otros renueven este juramento en su corazón, pensad que también vuestro servicio es un testimonio de Cristo, que os llama a ser auténticos hombres y verdaderos cristianos, protagonistas de la propia existencia”.
En defensa del Papa y de la Santa Iglesia Católica

Fuente: www.news.va

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada