SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 15 de septiembre de 2013

EL PALACIO FARNESIO

Su Santidad Paulo III
El Palacio Farnesio (Palazzo Farnese) se encuentre en la ciudad de Roma y domina la homónima plaza de la Ciudad Eterna. 
El proyecto originario del palacio se debe a Antonio de Sangallo el Joven, por encargo del cardenal Alejandro Franesio (futuro papa Paulo III), que entre el 1495 y 1512 compró el palacio Ferriz y otros edificios que se encontraban en la zona. Los trabajos, iniciados en 1514, se interrumpieron por el "Saco de Roma" de 1527 y fueron retomados en 1541, tras el acceso al papado del cardenal Farnesio, con modificaciones sobre el proyecto originario a cargo del mismo Sangallo.
Palazzo Farnese
Antiguo grabado del Palacio Farnesio
Tras la muerte de Sangallo en 1546, los trabajos prosiguieron bajo la dirección de Migel Ángel: a él parece deberse la cornisa que delimita superiormente la fachada, el balcón sobre el portal central y el acabado de gran parte del patio interior. La muerte del papa interrumpió nuevamente los trabajos en 1549.
Ranuccio Farnese, sobrino del papa, continuó con las obras entre el 1565 y 1575, dirigidas en esta ocasión por Vignola. 
Archivo: Palais Farnese.jpg
Fachada del Palacio Farnesio de Roma
Foto: Myrabella
A Giacomo della Porta, llamado por el segundo cardenal Alessandro Farnese, otro sobrino del papa, se debe la parte posterior con la fachada hacia el Tíber, completada en 1589 y que habría debido ser ligada con un puente nunca realizado con la Villa Chigi (o "Farnesina"), adquirida en 1580 sobre la orilla opuesta.
El palacio se encuentra en una plaza adornada por fuentes que reutilizaron bañeras de granito provenientes de las Termas de Caracalla. La fachada, con aristas en travertino, se articula en tres pisos. Las 13 ventanas de cada piso presentan diferentes decoraciones y las del piso noble están coronadas de frontones alternativamente curvilíneos y triangulares. Una reciente restauración ha sacado a la luz una decoración obtenida con el uso de ladrillos amarillos y rojos en algunas zonas de la fachada.
Al interior se pasa a través de un vestíbulo con bóvedas y tres naves separadas por columnas de orden dórico en granito rojo.
La decoración interna es particularmente refinada. La Cámara del Cardenal fue pintada en 1547 por Daniel de Volterra, mientras que la Sala de los Fastos Farnesios fue pintada por Francesco Salviati entre 1552 y 1556 y completada por  Taddeo Zuccari a partir de 1563. 
El techo de la galería en el Palazzo Farnese, con frescos de Annibale Carracci. 
Los espectaculares frescos de las bóvedas del Palacio Farnesio
A Aníbal Carracci se deben los frescos del Camerino, realizados en 1595 y la Galería, con estucos y pinturas mitológicas realizada junto a su hermano Agostino, entre 1597 y 1601. En el centro de la bóveda se encuentra El triunfo de Baco y Ariadna. Estos frescos fueron fundamentales en el aprendizaje de Rubens y otros muchísimos artistas.
Archivo: Il Trionfo di Bacco e Arianna.jpg
"El triunfo de Baco y Ariadna", por Aníbal Carracci
En la Sala de Hércules se conservaba la estatua del Hércules Farnesio, actualmente en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, junto a numerosas otras esculturas de la colección Farnesio. También se encontraban las esculturas de la Piedad y de la Abundancia obras de Giacomo della Porta, destinadas inicialmente a la tumba de Paulo III.
A la villa se unieron las "Huertas Farnesianas", un espléndido ejemplo de jardín manierista, realizado mediante un sistema de aterrazamientos a la espalda de la villa. Fueron diseñados a modo de jardín botánico para el Papa, con un sistema de plantaciones en cuadrícula. El jardín desciende por la colina sobre la que se erige la construcción, y se conecta a la casa a través de puentes. A la entrada tiene dos pabellones, que constituyen un mirador hacia la Basílica de Majencio.
Los trabajos del jardín fueron comenzados en 1656 por Giacomo del Duca, utilizando para el aterrazamiento la tierra de excavación de los cimientos de la Chiesa del Gesú en Roma, y se concluyeron en 1630, bajo la dirección de Girolamo Rainaldi.
El Palacio Farnesio es la embajada de Francia en Roma desde 1874.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada