SERVUS HISPANIARUM REGIS



sábado, 28 de septiembre de 2013

SAN PÍO X

File:Pius X COA.svg
Armas de S.S. San Pío X
Autor: Poznaniak
Giuseppe Melchiorre Sarto (Papa San Pío X), nació en la localidad de Treviso, entonces parte del Reino Lombardo-Véneto dominado por Austria, el 2 de junio de 1835. 
Fue el segundo hijo de los diez que tuvo el matrimonio de Giovanni Battista Sarto, de profesión cartero, y Margarita Sanson, costurer. Recibió el bautismo el 3 de junio de 1835. Sus padres, si bien eran humildes, valoraban la importancia de que sus hijos recibieran instrucción.
Realizó sus estudios primarios en la escuela de su pueblo natal, iniciándose en el conocimiento del latín de la mano del párroco de su lugar natal. En 1846 comenzó la segunda enseñanza en el Liceo Classico de Castelfranco Véneto.
El 20 de septiembre de 1850 fue tonsurado por el obispo de Treviso, quien le concedió una beca para ingresar en el seminario de Padua este mismo año.
El 18 de septiembre de 1858 fue ordenado sacerdote en Castelfranco Véneto por Giovanni Antonio Farina, obispo de Treviso. Fue párroco de Tombolo (Treviso) hasta 1867, cuando fue nombrado arcipreste de Salzano y canónigo de la catedral de Treviso. Desde 1875 fue rector del seminario conciliar de esta ciudad, y en 1879 lo nombraron director espiritual del mismo y también canciller de la curia episcopal trevisana, examinador prosinodial y vicario capitular.
En 1884 el papa León XIII lo nombra obispo de Mantua y en 1891 asistente al trono pontificio y el 12 de junio de 1893 es creado Cardenal presbítero del título de San Bernardo alle Terme. Tres días después es promovido como Patriarca de Venecia.
Archivo: Kardinal Sarto.jpg
En su época de Cardenal Sarto
El cónclave reunido a la muerte de León XIII duró cuatro días y fueron necesarias siete votaciones para llegar a un acuerdo.  El cardenal Sarto fue elegido papa el 4 de agosto de 1903 y ello en segunda opción, pues dos días antes Jan Puzyna de Kosielko, cardenal del título de Ss. Vitale, Gervasio e Protasio y príncipe-arzobispo de Cracovia, había presentado en el cónclave el veto de Francisco José I, emperador de Austria-Hungría, a la elección de Mariano Rampolla del Tindaro, y cardenal del título de Santa Cecilia y que gozaba de las preferencias de los reunidos. A pesar de las protestas de la mayoría del cónclave por esa anacrónica (y no obstante canónicamente legal) intromisión, el cardenal Rampolla optó por retirar su candidatura y así evitar posteriores conflictos. Pío X fue coronado papa el 9 de agosto siguiente en la Patriarcal Basílica Vaticana por el cardenal Luigi Macchi Cardenal protodiácono de S. Maria in Via Lata.
Archivo: Bendicion pio x.jpg
Primera bendición papal como S.S. Pío X
Gobernó la Iglesia Católica con mano firme en una época en que esta se enfrentaba a un laicismo muy fuerte así como a numerosas tendencias del modernismo en los campos de los estudios bíblicos y la teología.
Introdujo grandes reformas en la liturgia y facilitó la participación del pueblo en la celebración eucarística. Permitió la práctica de la comunión frecuente y fomentó el acceso de los niños a la Eucaristía. Promovió mucho el estudio del catecismo y ordenó la confección del Código de Derecho canónico (Codex Iuris Canonici) para reunir y unificar la legislación eclesiástica, hasta entonces dispersa.
Anverso y reverso de la espléndida medalla en bronce del Vº Año del pontificado de San Pío X. En el reverso el Papa condena los errores del modernismo
El 20 de enero de 1904 había promulgado la constitución apostólica Commissum Nobis por la que se prohibían los vetos a la elección papal por parte de los estados que disponían de él como privilegio histórico. En este mismo año había relativizado el Non Expedit del beato Pío IX, con lo que se entreabría la puerta a la participación de los católicos italianos en los asuntos públicos de su país.
En 1905 denunció el Concordato que, bajo las condiciones draconianas impuestas por Napoleón, había firmado en 1801 la Santa Sede con Francia. Con esta denuncia el papado alcanzaba la total libertad de nombramiento de obispos en Francia, libertad de la cual, a pesar de los diversos regímenes que se habían sucedido en este país, en realidad jamás había gozado.
Falleció en Roma el 20 de agosto de 1914 y fue enterrado en las Grutas Vaticanas. Fue el Papa 257º de la Iglesia Católica.
Archivo: Piusxtomb.jpg
Los restos de San Pío X se muestran a la veneración de los fieles en la Basílica de San Pedro
Foto: Moshe Ceniza
En 1951 sus restos fueron trasladados a la Basílica de San Pedro, bajo el altar de la capilla de la Presentación, donde están expuestos a la veneración de los fieles. En su epitafio se lee: Su tiara estaba formada por tres coronas: pobreza, humildad y bondad. 
Fue canonizado el 3 de septiembre de 1954, por Pío XII.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada