SERVUS HISPANIARUM REGIS



lunes, 18 de noviembre de 2013

LA REAL ORDEN DE LA INDEPENDENCIA (REINO DE AFGANISTÁN)

Archivo: Shuja Shah Durrani de Afganistán en 1839.jpg


La turbulenta historia de Afganistán también se refleja en su patrimonio premial. Duras y lejanas tierras surcadas por luchas despiadadas y el deseo de que el pueblo afgano pueda alcanzar la ansiada paz y la estabilidad necesarias para afrontar un futuro digno.
Hoy nos interesamos por una pieza falerística de mucho mérito:

La Real Orden de la Independencia fue creada por el rey Habibullah Khan en 1911.
Su insignia es una placa rafagada de ocho rayos principales. Su centro es un medallón de plata y en él se muestran las armas reales de Afganistán en un círculo excéntrico sobre otro círculo en cuya zona inferior aparecen dos cimitarras cruzadas y dos inscripciones en árabe.
La cinta llevaba los colores rojo y negro.

Real Orden de la Independencia (Nishan-i-Istiqlal), con espadas cruzadas, clase II insignia cuello
La Real Orden de la Independencia
Foto: www.medal-medaille.org


Los Estatutos de la Real Orden de la Independencia fueron  reorganizados por el rey Amanullah en 1924 y modificados en 1929.
Tenía cuatro clases y podría ser otorgada en versiones civiles y militares. 
En todos los casos la clase se hacía constar con un número en árabe; entre ambas inscripciones de la zona inferior de la placa división civil) o sobre las espadas (división militar). 
Esta orden se confunde a menudo con la Orden del Líder (Nishan-i-Salar), cuya insignia es un cañón dentro de una guirnalda.


Centro de la placa de la Real Orden de la Independencia
Foto: www.medal-medaille.org

La larga historia de Afganistán entró en una fase decisiva durante el siglo XIX. La colisión de intereses entre los imperios británico y ruso influyó significativamente en la vida de los afganos mediante toda una serie de acciones militares y diplomáticas conocidad como "El Gran Juego". 
La preocupación británica sobre los avances rusos en Asia Central y la influencia cada vez mayor en Persia culminó en dos guerras anglo-afganas. 
Previamente, en  el "Cerco de Herat" (1837-1838), intervinieron los persas, tratando de retomar Afganistán y expulsar a los británicos y los rusos.
La Primera Guerra Anglo-Afgana (1839-1842) los afganos lograron la destrucción de un ejército británico, suceso recordado como un ejemplo de la ferocidad de la resistencia afgana a la dominación extranjera.
File:Britattack.jpg
Ataque británico al fuerte Ghazni (1839)
La Segunda Guerra Anglo-Afgana (1878-1880) fue provocada por la oposición del monarca afgano Amir Alí Shir a aceptar una misión británica en Kabul.
El conflicto finalizó con la firma del Tratado de Gandamak y la subida al trono de Afganistán de Amir Abdur Rahman.
Archivo: Mohammad Yaqub Khan con oficiales británicos en mayo 1879.jpg
Los plenipotenciarios afganos y británicos durante la firma del Tratado de Gandamak
Durante su reinado (1880-1901), los británicos y los rusos establecieron oficialmente los límites de lo que se convertiría en el Afganistán moderno. 
Los británicos mantuvieron un control efectivo sobre las relaciones diplomáticas de Afganistán a modo de protectorado. 
Amir Abdur Rahman realizó reformas en el ejército, el sistema jurídico y la estructura de gobierno, logrando dotar a Afganistán  de un grado de unidad y estabilidad como no había conocido antes. Esto, sin embargo, llegó a costa de una fuerte centralización, duros castigos para el crimen y la corrupción, y un cierto grado de aislamiento internacional.
Afganistán se mantuvo neutral durante la Primera Guerra Mundial, a pesar del estímulo alemán de los sentimientos anti-británicos y la rebelión afgana a lo largo de las fronteras de la India Británica. La política del rey afgano de neutralidad no fue totalmente popular dentro del país.
Habibullah hijo y sucesor de Abdur Rahman, fue asesinado en 1919, posiblemente por miembros de la familia real que se oponían a la influencia británica. Su tercer hijo, Amanullah, recuperó el control de la política exterior de Afganistán tras el estallido de la Tercera Guerra Anglo-Afgana. En ella se produjo un ataque a la India ese mismo año 1919. 
Los británicos, cansados ​​de la guerra, renunciaron a su control sobre los asuntos exteriores afganos mediante la firma del Tratado de Rawalpindi, en agosto de 1920. En conmemoración de este evento, los afganos celebran cada 20 de agosto como el Día de la Independencia.
Archivo: El rey Amanullah Khan.jpg
Amanullah, soberano de Afganistán al producirse su independencia efectiva

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada