SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 3 de noviembre de 2013

LA TENUTA REALE DE VIAREGGIO


En la población italiana de Viareggio, cerca de Lucca y de Pisa, se encuentra un bello parque en cuyo centro se alza la Tenuta Reale, conocida también como Villa Borbone. Se trata de una hermosa villa vinculada a los soberanos de Lucca y a los Borbones. 

El edificio consta de un cuerpo principal de tres plantas de diseño compacto y dos alas de dos pisos. Al final de estas alas hay dos brazos perpendiculares de igual altura, El del norte se compone de los establos y el mausoleo capilla, donde están enterrados los príncipes soberanos de Lucca y sus descendientes, mientras que en el brazo sur se encuentran los almacenes y cuartos de servicio. 
Las fachadas presentan la composición que les otorgara su autor, Lorenzo Nottolini, quien también realizara las del Palacio de Lucca.
En la fachada principal, sobre las puertas centrales, se colocó un escudo en mármol de Carrara con las armas de los Borbones, en formas renovadas, siguiendo las indicaciones de la Duquesa Maria Luisa.
Archivo: María Luisa de España, reina de Etruria y duquesa de Lucca.jpg
La Infanta de España y Duquesa de Lucca, María Luisa de Borbón

 El escudo está coronado por una corona real española, cambio que fue ordenado por el Duque Carlo Ludovico, en sustitución de la original corona real con lises.
El cuerpo principal de la Tenuta Reale está coronado por una terraza rodeada por una balaustrada de hierro fundido de mediados del siglo XIX.
La parte posterior de la Villa es mucho más modesta, con acabados en yeso, a excepción de los tres ventanales de la primera planta.

Archivo: Viareggio, Villa Borbone 1.JPG
Exteriores de la Tenuta Reale o Villa Borbone
Foto: Sailko

La fachada de mármol de la capilla es de estilo neoquattrocento, realizada en 1885. Este sector de la Tenuta Reale tiene un evidente sabor centroeuropeo, con ventanas tripartitas acabadas en ladrillo. Esta referencia a la cultura austriaca se puede apreciar también en algunas puertas blancas lacadas y doradas que recuerdan las del Hofburg en Viena, Los suelos se cubren con madera también siguiendo la tradición austriaca.

El edificio, a pesar de haber sufrido alteraciones continuas y sustanciales en los primeros años de su construcción y durante todo el siglo XIX, es un palacio equilibrado y muy adecuado como villa campestre. 
La Tenuta Reale fue utilizada por primera vez como pabellón de caza , luego como casa de campo, y, finalmente, como una residencia vacacional.
A pesar del gran tamaño del edificio, no hay salas o salones para recepciones o fiestas, y las habitaciones son bastante pequeñas. Los salones recogidos se asemejan a los de las familias burguesas.
Los habitantes de la Tenuta Reale venían a ella para alejarse de las ceremonias de la corte y de la etiqueta española, tan querida por la Duquesa María Luisa de Borbón.

El jardín está decorado con parterres y cuenta con un estanque y dos estatuas de mármol que formaban parte, junto con la de San Roberto, hoy en el jardín de la Villa de Pianore y una cuarta hoy en Parma, de un grupo con el que la duquesa María Luisa, esposa de Carlos III, Duque de Parma, quería decorar una plaza de la capital del Ducado. Cada una de las esculturas representaba a un santo cuyo nombre llevaban cada uno de sus cuatro hijos: Margarita, Roberto, Alicia yEnrique.
El resto del jardín cuenta con parque romántico formado por una gran avenida central a los lados de la cual se sitúan bosquecillos con senderos y claros.
En la parte trasera del edificio hay una gran plaza rodeada de arbolado en semicírculo que constituye el cierre de la Villa. 


En 1893 la propiedad pasó a manos de Doña Blanca, Infanta de España, hija de Don Carlos VII de Borbón, pretendiente carlista, y Doña Margarita, quien contraerá matrimonio con el Archiduque Leopoldo Salvador de Habsburgo Lorena.
Archivo: Infanta Blanca de spain.jpg
S.A.R. Doña Blanca de Borbón
En 1906 la Tenuta fue ocupada por la Marina Real Italiana de La Spezia, a excepción de la Iglesia y el Panteón.
Los muebles, objetos de valor y obras de arte fueron transferidos a otras residencias de los Borbones.
En 1945 Doña Blanca de Borbón recuperó la posesión de la Tenuta Reale aunque tuvo que decorarla de una forma mucho más modesta que antes.
Durante la Segunda Guerra Mundial la propiedad sufrió expolios por parte de los alemanes primero y de los norteamericanos después, pues ambos contendientes eligieron la Tenuta Reale como centro de operaciones. 
Doña Margarita, tercera hija de la Archiduquesa Doña Blanca, fue la última descendiente de la Duquesa María Luisa que vivió en la tenuta Reale, desde 1949 hasta su cesión, en 1985, al ingeniero Benvenuto Barsanti, quien hace donación de ella a la Comuna de Viareggio para que fuese utilizada como centro cultural y su parque abierto a todos los ciudadanos.
Desde 1999 la Comuna de Viareggio ha iniciado un programa de restauración y reutilización de la Tenuta Reale para devolverla a su antiguo esplendor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada