SERVUS HISPANIARUM REGIS



lunes, 27 de octubre de 2014

EL GRAN MAESTRE DE LA ORDEN DE SAN LÁZARO EN ROMA




Armas del Protector Espiritual de la Orden de San Lázaro, Su Beatitud Gregorios III Laham; y del Gran Maestre de la Orden, S.E. Don Carlos Gereda de Borbón,  marqués de Almazán.
Diseños ambos del eminente heraldista Don Carlos Navarro

La III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos, convocada por Su Santidad el Papa Francisco, se desarrolló en la Ciudad del Vaticano entre los días 5 y 19 de octubre de este año 2014. 
El marqués de Almazán, Gran Maestre de la Orden de San Lázaro aprovechó la ocasión para reunirse con el Protector Espiritual, Su Beatitud Gregorios III Laham, Patriarca greco-melquita de Antioquía, Alejandría y Jerusalén, que acudió a la cita convocada por el Santo Padre para participar en lo que popularmente se ha denominado: "El Sínodo extraordinario de obispos sobre la familia".

Su Beatitud Gregorios III junto a otros cardenales y un obispo en Roma

El Gran Maestre y el Patriarca abordaron temas relacionados con el desarrollo de la Orden en aquellos países donde la misma tiene representación, tanto en la necesidad de incorporar un mayor número de jóvenes a las tareas caritativas como de reafirmar las labores de coordinación de los esfuerzos internacionales en una sola dirección.

S.B. Gregorios III y S.E. el marqués de Almazán

Ambos hicieron especial hincapié en la protección de la Fe, sobre todo en aquellos países de Oriente Medio donde el cristianismo es perseguido y castigado. El Patriarca se mostró especialmente preocupado por este asunto y manifestó su directa relación con el conflicto que se vive en Siria. “Nuestra Fe es nuestra base, y ahora están atacando nuestros cimientos”- dijo el Patriarca. 
Un momento de la sesión de trabajo mantenida en la Casa de Santa Marta de la Ciudad del Vaticano

El Gran Maestre de la Orden de San Lázaro también se interesó por el volumen de Iglesias y centros escolares que estaban siendo destruidos en Oriente Medio a tenor de la persecución.
Hay que señalar que tras la reunión celebrada en la Casa de Santa Marta, en la Ciudad del Vaticano, el Gran Maestre saludó a Su Santidad el Papa Francisco, en un encuentro casual que resultó muy emotivo y provechoso. Un breve encuentro que presagia otros de mayor calado.

Su Santidad el Papa Francisco muestra su cordialidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada