SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 5 de octubre de 2014

EL PALACIO DE LUDWIGSBURG

Armas de Ludwigsburg

El Palacio de Ludwigsburg (Schloss Ludwigsburg) es un edificio histórico situado en la ciudad del mismo nombre a unos 12 km al norte del centro de la ciudad alemana de Stuttgart. 
Se puso la primera piedra el 17 de mayo de 1704 bajo el duque Eberado Luis de Wurtemberg, que reinó entre 1693 y 1733. Un año más tarde, el sitio fue nombrado "Ludwigsburg" ("Castillo de Luis"). Surgió como un pabellón de caza pero el proyecto inicial se convirtió en algo mucho más complejo y ganó impulso con los años.
El 17 de agosto de 1709 el duque fundó la ciudad de Ludwigsburg en las inmediaciones del palacio. El palacio ducal de Wurtemberg estaba en el corazón de Stuttgart y resultaba incómodo y anticuado. En 1718, Ludwigsburg se convirtió temporalmente en capital y residencia oficial de los duques de Wurtemberg.
Vista general del Palacio
Foto: Mercy
En 1733, cuando se terminó de construir, el estilo barroco prevalecía en Alemania, por lo que los sucesores de Eberhard Ludwig modificaron el diseño original del palacio, especialmente el Duque carlos Eugenio y el rey Federico I de Wurtemberg.
En la actualidad, dominan tres estilos diferentes:
Barroco: Antiguo Edificio Principal, Sala de Descanso, Nuevo Edificio Principal, Edificio de los Gigantes, Pabellones de Juegos y Caza y Capilla de la Corte.
Rococó: Capilla de la Orden, Habitación Privada del Duque, Nuevo Edificio Principal. Modificaiones del Duque Carlos Eugeni
Estilo Imperio: Hall de Mármol, Sala de Audiencias del Rey, Habitación de la Reina, Biblioteca del Rey. Modificaciones del rey Federico I.
Patio interior del Palacio
Foto: Mussklprozz
Los principales arquitectos que participaron en la construcción y remodelación del palacio fueron Johann Friedrich Nette (desde 1704 hasta 1714), Donato Guiseppe Frisoni (desde 1714 hasta 1733), Philippe de la Guêpière (1757–1758), quien construyó el Teatro del Palacio y remodeló el corps de logis en estilo rococó, y Friedrich Thouret.
En la década de 1740 se construyó el Nuevo Palacio en Stuttgart, y fue favorecido por algunos duques y reyes de Wurtemberg como su primera residencia, aunque Ludwigsburg siguió usándose. Sin embargo, bajo el rey Guillermo I de Wurtemberg (que reinó entre 1816-84), el palacio y especialmente los jardines fueron decayendo a causa del desinterés que mostraba el monarca por el Palacio, en contraste con sus predecesores. Guillermo favoreció sus propios proyectos de palacios en Stuttgart.
Galería de Porcelanas del Palacio
Foto: Andy
El Palacio de Ludwigsburg no fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial, experimentando un renacimiento del complejo a mediados del siglo XX. 
Sus jardines muestran un "barroco floreciente", que atrae centenares de miles de visitantes cada año, desde su apertura al público en 1953. Hoy en día, el palacio y los jardines que lo rodean se presentan al visitante en un estado similar a su apariencia en torno a 1800.
Vista del Palacio y sus jardines
Foto: David Kadavy
El teatro del palacio y su maquinaria de tramoyas de 1758 todavía se mantiene en activo.
Ludwigsburg albergó a los diferentes reyes de Wurtemberg hasta 1918, fecha en la que fue abolida la monarquía.
Dos palacios más pequeños completan la finca real de Ludwigsburg: "Favorite" (construido entre 1713 y 1728) y "Monrepos" (construido desde 1764 hasta 1768).
Interior de la Iglesia del Palacio
Foto: Franzfoto

Museos del Palacio

El Palacio de Ludwigsburg en la actualidad contiene tres museos:
  • Galería Barroca (Antiguo Edificio Principal) que guarda la colección de la Galería Estatal de pinturas barrocas.
  • Museo de Porcelana (Edificio Nuevo Principal).
  • Museo de Moda Barroca que presenta vestimentas desde 1750 hasta 1820.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada