SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 30 de abril de 2014

JOSEF SPECKBACHER, UN HÉROE DEL TIROL

File:Wappen Gefürstete Grafschaft Tirol.png
Armas del Tirol

Nos interesábamos ayer por la figura histórica del héroe tirolés Josef Speckbacher, y hoy vamos a conocer el resto de su trayectoria vital, siempre fiel al servicio de los intereses del Imperio Austriaco y de su amada tierra tirolesa.
Tras su participación  en la Batalla de Spinges, continuó luchando como tirador de élite en la defensa del Tirol contra el mariscal napoleónico Ney hasta 1805, fecha en la que los franceses obtuvieron la victoria. El Tirol austriaco estaba obligado a aceptar su incorporación al aliado de Napoleón, Baviera.
En 1809 Austria declaró nuevamente la guerra a Napoleón y decidió recuperar el Tirol apoyando un alzamiento patriótico que se organizó en guerrillas. Speckbacher demostró ser, en esta nueva hora de peligro, no sólo un combatiente audaz, sino un estratega cauteloso. Según su diario, participó en treinta y seis batallas y escaramuzas, sólo en 1809. 
En la mañana del 12 de abril de 1809, sorprendió a la ciudad de Hall, encarceló a los soldados de la guarnición, y evitó la retirada de los franceses a la seguridad del valle del Inn inferior. El 31 de mayo estuvo al mando del ala izquierda durante la Batalla del Monte Isel, y logró la victoria cerca de Hall y Volders. Del 23 de junio al 16 de julio puso sitio al castillo de Kufstein. 
File:Andreas-hofer-statue.jpeg
Monumento a Andreas Hofer en el Monte Isel
Dio innumerables pruebas de su valor personal, supervisó la construcción de emplazamientos de artillería, ordenó la destrucción de molinos y barcazas útiles para el enemigo, quemó la ciudad de Kufstein, capturó el tren de provisiones enemigo, e incluso se abrió paso como espía en el castillo. 
Del 4 al 11 de agosto de 1809 comandó a los tiroleses en las batallas de Sterzing y Franzensfeste contra Lefèvre,  obligando al mariscal francés a escapar del campo de batalla. Junto al otro héroe tirolés, Andreas Hofer y Haspinger mandó tropas en la famosa tercera batalla del Monte Isel (13 y 15 de agosto de 1809).
File:Héros tyroliens.png
Los héroes del Tirol: de izquierda a derecha: Josef Speckbacher, Andreas Hofer, Joachim Haspinger y Kajetan Sweth (sentado), secretario de Hofer
Después de que el enemigo hubiera sido expulsado de la zona del Monte Isel, él y sus hombres irrumpieron en las montañas de Salzburgo, organizando y estimulando la defensa del territorio. El 25 de septiembre derrotó a las fuerzas combinadas de los bávaros  y franceses  en Lofer y en  Reichenhall. El 16 de octubre Speckbacher se vio sorprendido en Melleck por una fuerza superior enemiga y se vio obligado a retirarse. Su joven hijo Andreas fue hecho prisionero en la batalla, y él mismo fue herido gravemente.
El 17 de octubre, en Waidring y de nuevo en Volders el 23 de octubre, fue capaz de mantener el campo contra el enemigo, evadir la captura una vez más en una escaramuza el 28 de octubre, y más tarde capturó a un batallón del enemigo. El 1 de noviembre de 1809, después de la última y fracasada batalla en el Monte Isel, se vio obligado a abandonar esta lucha desigual, a pesar de que deseaba continuar la guerra.
Los bávaros y los franceses pusieron precio a su cabeza, ofreciendo una recompensa de quinientos florines a cualquier persona que lo entregara vivo o muerto a las autoridades. Speckbacher pasó todo el invierno en los Alpes tiroleses, escondiéndose entre amigos en las granjas solitarias o en cabañas alpinas, siempre perseguido por sus enemigos. Fue traicionado una vez, pero se salvó mediante una huida audaz y se escondió hasta enero de 1810, en las hendiduras de las rocas, a menudo cerca de la muerte por hambre. 
Su esposa y sus cuatro hijos también buscaron refugio huyendo, escondiéndose en las montañas. El último escondite de Speckbacher estaba cerca de la cima del Voldertal, en los Alpes, donde el único que le llevaba comida era su fiel siervo George Zoppel. El 14 de marzo una avalancha lo alcanzó, hiriéndolo gravemente. Fue llevado por sus amigos a su granja de Judenstein, donde Zoppel lo escondió en el establo bajo el suelo hasta el 2 de mayo de 1810. 
Como el lugar no era seguro para quedarse, se vio obligado a huir en medio de grandes peligros a través del Pinzgau y Estiria hasta alcanzar la capital, Viena, donde fue calurosamente recibido por el emperador Francisco I. Speckbacher fue condecorado, recibió una pensión y pasó al servicio del emperador hasta 1814, viviendo con su amigo Jacob Troggler.
Archivo: WP Josef Speckbacher.jpg
Josef Speckbacher luciendo las recompensas que le otorgara el emperador Francisco I
En el otoño de 1813 Speckbacher regresó al Tirol como oficial de los voluntarios tiroleses encuadrados en el ejército imperial al mando del general Fenner. Estas tropas guarnecieron el Tirol del sur contra franceses y bávaros.
El 12 de septiembre 1813 el gobierno de Baviera en Innsbruck, una vez más, puso precio a su cabeza. Esta vez la recompensa por su captura o muerte era de 1.000 florines. Hasta el verano de 1814 Speckbacher no pudo regresar a su hogar. 
File:Steckbrief Speckbacher.jpg
Bando de 1813 ofreciendo recompensa por la cabeza de Josef Speckbacher
En 1815 fue nuevamente condecorado, y en 1816 recibió públicamente el agradecimiento del Emperador. Se reunió con alegría con su familia a la espera de disfrutar un tranquilo retiro, pero las penurias que había sufrido afectaron su capacidad de trabajar una granja. Se vio obligado a vender su propiedad y pasar a Hall.
En 1820 Speckbacher fue diagnosticado de enfermedad renal y murió en Hall el 28 de marzo 1820 a la edad de 53 años. El 30 de marzo varias compañías de fusileros le rindieron honores en su funeral. 
File:Josef Speckbacher Denkmal.jpg
Monumento a Josef Speckbacher en Hall, Tirol
El 20 de abril 1858 sus restos fueron exhumados y enterrados solemnemente en la Iglesia del Palacio Imperial de Innsbruck, junto a Andreas Hofer y Joachim Haspinger.
En su epitafio se puede leer: "En la salvaje guerra supo ser humano. En la paz, pacífico y fiel a las leyes. Un hombre digno ser honrado y amado".

martes, 29 de abril de 2014

LA MEDALLA DE LA DEFENSA DEL TIROL EN 1797


La espectacular orografía del Tirol del Sur

En el año 1797, iniciadas las Guerras Napoleónicas de la República y del Imperio, marcharon las tropas del joven general Bonaparte sobre las posiciones austriacas del norte de Italia. El ejército austríaco estaba preparando la defensa en el Tirol del Sur aprovechando el terreno.
La principal baza austriaca eran los francotiradores que, entrenados en diversos campos de tiro, fueron decisivos en esta parte del conflicto.
La principal batalla tuvo lugar en Spinges a la entrada del Valle de Pusteria, lugar donde por primera vez el joven tirador Josef Speckbacher entró en combate. La batalla de Spinges puede considerarse como resuelta en tablas, si bien los austriacos lograron detener el avance francés en tierras tirolesas. Esta exitosa defensa del territorio contra un enemigo aparentemente superior, elevó la confianza del Tirol y se convirtió en una base importante de resistencia antifrancesa y anti-revolucionaria.
El 1 de junio 1796 las autoridades habían puesto a todo el Tirol bajo la protección del Sagrado Corazón de Jesús, lo que imprimió a la defensa un sentido religioso y a los defensores la idea de que combatían por defender una "tierra santa".
Entre los héroes populares de aquella campaña hemos citado a Josef Speckbacher que había nacido el 13 de julio 1767 en Gnadenwald, Alpes tiroleses. Era el hijo de un campesino que suministraba madera para las minas de sal de Hall para ganarse la vida. Tras recibir una educación elemental, Josef vagó por los bosques dedicándose a la caza furtiva desde los doce años lo que le causó problemas con los funcionarios forestales. Finalmente, Josef consiguió un trabajo en la Mina Imperial de Sal de Hall.
El 10 de febrero de 1794, a los 27 años de edad, se casó con María Speckbacher Schmiederer, y se trasladó a su granja en Judenstein, siendo un hombre respetado por su comunidad. En 1796, durante una época políticamente sensible, fue elegido miembro comité judicial local.
Francia y Austria estaban en guerra y Joseph Speckbacher se alistó como miliciano voluntario, participando, como vimos, el 2 de abril 1797 en la Batalla de Spinges a las órdenes del capitán Philipp de Wörndle (1755-1818) y junto a Catalina Lanz, conocida como "la heroína de Spinges", ganándose una gran reputación como hábil francotirador.

Josef Speckbacher en  una pintura de Franz von Defregger, 1869

Medalla de la Defensa del Tirol (1797)
Fuente: www.medal-medaille.com

Para conmemorar la valiente resistencia de los voluntarios tiroleses, que detuvo el avance de las fuerzas revolucionarias francesas comandadas por el general Joubert sobre los Alpes Julianos, el Emperador Francisco II ordenó, en 1797, la creación de una Medalla de Recompensa.

Anverso de la Medalla de la Defensa del Tirol (1797)
Fuente: www.medal-medaille.com

Se trata de una pieza circular de plata en cuyo anverso se muestra la efigie del Emperador Francisco II tocado con corona de laurel y rodeado por la inscripción en alemán: ‘FRANZ II R. K. ERZH. ZU OEST. GEF. GRAF VON TYROL’ (Francisco II, Emperador y Rey, Duque de Austria, Conde del Tirol), y la marca de grabador: ‘I. N. WIRT. F’ (el gran artista falerístico  de la Corte Imperial Austriaca y Jefe de Grabadores de la Ceca de Viena, Johann Nepomuk Wirt, 1750-1811).

Reverso de la Medalla de la Defensa del Tirol (1797)
Fuente: www.medal-medaille.com

El reverso presenta la inscripción en alemán: ‘DEN / TAPFEREN / VERTHEIDIGERN / DES / VATERLANDES’ (A los valientes defensores de la Madre Patria) y la fecha en números romanos ‘MDCCXCVII’ (1797). Todo ello se rodea de una corona de laurel.
La cinta muestra los colores austriacos de la Cisleithania, negro y amarillo, en listones verticales de igual grosor.

lunes, 28 de abril de 2014

NURIA CORTINA, EL SUTIL LENGUAJE DEL COLLAGE



Visita hoy Salón del Trono, Nuria Cortina, una gran artista y amiga, que en estos días está exponiendo, con gran éxito de crítica y público, sus últimas creaciones.
Para el verdadero artista la razón y guía de su existencia es, por encima de todo, la capacidad de poder plasmar sus emociones sobre un lienzo, un collage o un grabado. Nuria Cortina, poseedora de una indudable sensibilidad estética y de una sólida formación académica, optó en su día por la ruptura con los condicionantes clásicos en la representación pictórica para expresarse libremente. Dotada de una brillante capacidad y de un espíritu libre, ha sido capaz de experimentar con las más diversas técnicas y formas de representación.
Palpita en todas sus obras la fuerza creativa, desde sus retratos, dotados de excelente calidad técnica e introspección psicológica, hasta la abstracción comprometida; desde los grabados figurativos hasta los collages informales, con una dosis de arte pop.
Nuria Cortina representa un vivo ejemplo de renovado humanismo pictórico a la búsqueda de una expresión que, como la misma existencia humana, es multiforme y diversa. Y siempre desde un prisma integrador, dotado de un refinado lirismo y de una indudable capacidad de transmitir su sensibilidad y emociones. A fin de cuentas y como dijera Goethe: “El Arte es el mediador de lo invisible”.



La muestra que inaugurara Nuria Cortina el pasado 28 de marzo de 2014 en Galería Marmurán de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), es una exposición con su obra más reciente, que se concreta en un total de 24 cuadros realizados en técnica collage.
La artista catalana afincada en La Mancha desde 1990 ha hecho del arte abstracto su carta de presentación. Y es que tras experimentar con diferentes formas de expresión, se centró por completo en el collage, caracterizado por el uso de diferentes materiales a la hora de crear la obra. Técnica que, según la experta Diane Waldman, es la más representativa del arte del siglo XX.
Su herramienta fundamental es el papel, de diferentes texturas y tonalidades, que utiliza como si se tratara de “una paleta de colores” a los que da forma y a través de los cuales realiza sus composiciones “como si de notas musicales se tratara”. Como afirma la propia pintora “siempre me pongo música de fondo que me envuelve, me aísla y me ayuda a conectarme con mi trabajo”.
Sus referentes artísticos son Joseph Cornell y Kurt Schwitters, así como Kandinsky, al que considera el padre del arte abstracto y pintor que más ha influenciado su obra.


Nuria Cortina es Licenciada en Bellas Artes por la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Ha expuesto su obra en Barcelona, Madrid y en las ferias ST-ART 2012 ESTRASBURGO y MARB ART 2013 MARBELLA, y ahora podremos visitar su obra en el que ha sido su hogar durante los últimos años.



NURIA CORTINA ( Barcelona, 1950)

Licenciada en Bellas Artes por la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.
Asiste al Taller de Arte Actual dirigido por José Guerrero en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.
Asiste a las clases de Eduardo Peña en Madrid.
Graduada en Artes y Oficios por la Escuela Massana de Barcelona.


Exposiciones individuales

2014 - Alcázar de San Juan. Galería MARMURÁN.
2013 – Madrid. Galería ORFILA.
2012 – Barcelona. Galería TUSET. “Collages musicals”
2008 – Campo de Criptana. Museo Municipal “EL PÓSITO”. Collages, dibujos y grabados.
2008 – Alcázar de San Juan. Centro de Profesores. “ReciclArte”. Collages.
1989 - Madrid. Galería QUORUM.
- Madrid. Sala "Blasco de Garay" CAJAMADRID
- Almería. Colegio Oficial de Arquitectos.
1987 – Madrid. Galería QUORUM.
1984 – Madrid. Galería ORFILA.




Ferias internacionales

2013 - " MARB-ART 2013", IX Feria Internacional de Arte Contemporáneo de MARBELLA, Málaga con Galería MARMURÁN.
2012 - "ST-ART 2012" ESTRASBURGO (Francia). Feria Internacional de Arte contemporáneo con Galería TUSET.


Exposiciones colectivas

2013 - Alcázar de San Juan. "Colectiva de verano". Galería MARMURÁN.
2010 - Barcelona, FIGURACIÓ 2010, Galería TUSET.
2009 - Alcázar de San Juan “Colectiva de Navidad”. Galería MARMURAN.
2008 –Alcázar de San Juan. “Colectiva de Navidad” Collages. Galería MARMURAN.
Alcázar de San Juan -“ Grabados en pequeño formato". Galería MARMURAN..
Campo de Criptana. VIII Bienal de Dibujo 2008 “Villa de los molinos” Museo municipal "EL PÓSITO".
1995 – Alcázar de San Juan. XLII Exposición Estatal de Pintura . Museo Municipal.
Alcázar de San Juan. Consejo regulador de la D.O. I Concurso Nacional de Pintura “Vinos de la Mancha”. Museo Municipal.
1988 – Madrid. Círculo de Bellas Artes. Talleres de Arte Actual. Exposición de
clausura del Taller de José GUERRERO.
1985 – Madrid. “Reflexiones en el Museo del Prado”, Galería Orfila.
Salamanca. Bicentenario de la Escuela de Artes y Oficios de San Eloy.
1981 – Madrid. IV Premio Pintura Joven “Blanco y Negro”.
Barcelona. III Bienal Pintura Contemporánea “La Caixa”.
XXII Premio Pintura Joven “Sala Parés”.
Madrid - Alcobendas. I Certamen de Pintura.
1982/84 - Madrid. II , III y IV Certamen de Pequeño Formato Galería Orfila.,



Certámenes

2008 – Campo de Criptana . Segundo premio de dibujo de la Excma. Diputación Provincial de Ciudad Real, en la VIII Bienal de Dibujo 2008 “Villa de los molinos”
1996 – Campo de Criptana. Edificio EL PÓSITO. II Certamen Nacional de Dibujo “Villa de Campo de Criptana”.
1995– Alcázar de San Juan. Consejo regulador de la D.O. I Concurso Nacional de Pintura “Vinos de la Mancha”. Museo Municipal.
1992 - Valdepeñas. II Certamen Nacional de Dibujo “Gregorio Prieto”.
1988 - Valdepeñas. XLIX Exposición Nacional de Artes Plásticas.
1984 - I Certamen de Pintura de Sala DURÁN.
II Certamen de Pintura de Mujeres. Galerías Preciados.
Alcobendas, III Certamen de Pintura.
1982 – Madrid. Excmo. Ayuntamiento. Exposición de los artistas seleccionados al Premio GOYA de Pintura.



La muestra de collages abstractos de Nuria Cortina se podrá visitar del 28 marzo al 9 de mayo de 2014 en la Galería Marmurán (C/ Castellanos 37) de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), aunque, tras el interés suscitado, existe previsión de que se pueda prolongar hasta mediados del mes de mayo.



domingo, 27 de abril de 2014

GOZOSA DOBLE CANONIZACIÓN EN ROMA


Hoy 27 de abril, Domingo de la Divina Misericordia, es un día de júbilo universal, pues suben a los altares dos grandes figuras de la historia de la Iglesia: los beatos papas Juan XXIII y Juan Pablo II, que a partir de esta fecha serán santos de pleno derecho, aunque ya lo fueran en el sentir del pueblo cristiano desde hace mucho tiempo atrás.
Su Santidad Juan XXIII falleció en Roma el 3 de junio de 1963. Su sucesor S.S. Pablo VI inició en 1965 el proceso de beatificación después de la clausura del Concilio Vaticano II. Juan XXIII fue beatificado por S.S. Juan Pablo II el 3 de septiembre de 2000, junto con el S.S. el Papa Pío IX. Su fiesta litúrgica quedó fijada el 11 de octubre, día de la apertura del Concilio Vaticano II.
Cuando su cuerpo fue exhumado en el año 2000, corrió el rumor de que se hallaba incorrupto, pero fuentes del Vaticano lo negaron, recordando que había sido embalsamado. Sus restos actualmente descansan en la Basílica de San Pedro, en Roma.
File:JohannesPaul2-portrait.jpg
Su Santidad Juan Pablo II falleció en Roma el 2 de abril de 2005. Después de su muerte, muchos católicos, desde el cardenal británico Cormac Murphy- O´Connor hasta L'Osservatore Romano, o su sucesor S.S. Benedicto XVI, se han referido a Juan Pablo II como Juan Pablo Magno. Aún no se sabe si este póstumo título se impondrá, ya que no existe ningún procedimiento formal para asignar este apelativo.
Miles de fieles católicos de todo el mundo demandaron que fuese canonizado tan pronto como fuera posible, gritando Santo Subito ("Santo ya") durante los actos de exposición pública de sus restos mortales y misas de funeral.
El 13 de mayo de 2005, el cardenal Camillo Ruini, vicario para la ciudad de Roma, dio formalmente por iniciado el proceso de beatificación de Juan Pablo II; para ello, Benedicto XVI concedió el 28 de abril dispensa del plazo de cinco años de espera después de la muerte requerido por el derecho canónico para iniciar el proceso de beatificación, de modo similar a como hizo el mismo Juan Pablo II con el proceso de beatificación de la Madre Teresa de Calcuta.
El 2 de abril de 2007, dos años después de su muerte, concluyó la fase diocesana del proceso de beatificación, reuniéndose todos los testimonios sobre su vida y los presuntos milagros, entre los que destaca el de la monja francesa Marie Simon Pierre, quien aseguró haber sido curada de la enfermedad de Parkinson gracias a la intercesión del Pontífice, que había fallecido dos meses antes.
En una misa que se celebró en la Plaza de San Pedro el mismo día, el papa Benedicto XVI aseguró que el proceso avanza «con rapidez». En tal fecha le fue concedido el título de Siervo de Dios.
El 19 de diciembre de 2009, Benedicto XVI lo declaró venerable. Un milagro atribuido a su intercesión fue analizado y considerado inexplicable según la ciencia, por lo que tras diversas reuniones, el papa Benedicto XVI autorizó la beatificación de Juan Pablo II en enero de 2011. La ceremonia de beatificación se llevó a cabo el 1 de mayo de 2011 (Domingo de la Divina Misericordia).
Sus restos mortales, que hasta entonces se encontraban en la Grutas Vaticanas, fueron trasladados hasta la capilla de San Sebastián de la Basílica de San Pedro, contigua a la de la Piedad de Miguel Ángel.
Este proceso de beatificación ha sido catalogado como el más corto de la historia moderna de la Iglesia Católica, ya que duró seis años y 30 días, superando en un mes el proceso de beatificación de la madre Teresa de Calcuta. A pesar de ello, y según las declaraciones del portavoz vaticano, Padre Federico Lombardi, el proceso se ha hecho de manera minuciosa, con completos estudios sobre el milagro de la curación de sor Marie Simon y la propia vida del Pontífice.
El 5 de julio de 2013 el papa Francisco firmó el decreto que autorizaba la canonización de Juan Pablo II y de Juan XXIII.
El 30 de septiembre del mismo año, se anunció que la ceremonia conjunta de canonización de ambos papas tendrá lugar el 27 de abril de 2014 (Domingo de la Divina Misericordia).

¡¡¡Santos Juan Pablo II y Juan XXIII, rogad por nosotros!!!

sábado, 26 de abril de 2014

CAPÍTULO DE CABALLEROS Y DAMAS DE ISABEL LA CATÓLICA EN MADRIGAL DE LAS ALTAS TORES


Mañana domingo 27 de abril de 2014, en el Monasterio de las Madres Agustinas  de Madrigal de las Altas Torres (Ávila),el Capítulo de Nobles Caballeros y Damas de la Reina Isabel la Católica y de la Muy Noble, Imperial y Coronada Villa de Madrigal de las Altas Torres y Academia de la Hispanidad, tiene previsto (D.m.) celebrar los actos de investidura de nuevos miembros con arreglo al siguiente programa:

11.15 horas: Recepción en el Hospital de Madrigal.
11.45 horas: Salida del Capítulo en procesión hacia la Capilla del Real Monasterio de Nuestra Sra. de Gracia.
12.00 horas: Celebración de la Santa Misa presidida por el Rvdo Prior del  Real Monasterio de San Lorenzo  del Escorial, D.Antonio Iturbe Saíz, concelebrada por el Rvdo. D.Teófilo Viñas, Director de la Revista "Ciudad de Dios".
12.45 horas: Solemne acto de Investidura de nuevos miembros en la Corporación.
13.15 horas: ofrenda floral ante el monumento de Isabel la Católica.
Exterior del Monasterio de Santa María de Gracia
Fuente: www.capituloisabellacatolica.es/

13.30 horas: Acto Académico en el Salón de Embajadores del Palacio del Rey D. Juan II (Monasterio de Madres Agustinas).
Elogio de la Reina por D. Manuel Sánchez Vera.
Entrega de Credenciales y Medallas a los nuevos Académicos.
14.30 horas: Comida de Hermandad. 

viernes, 25 de abril de 2014

MENSAJES DE PASCUA DEL GRAN PRIOR ECLESIÁSTICO Y DEL GRAN MAESTRE DE LA ORDEN DE SAN LÁZARO

Armas de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén
Diseñadas por el gran heraldista y amigo, Monsieur Mathieu Chaine

Su Eminencia Michele Pennisi, Arzobispo de Monreale, Gran Prior Eclesiástico de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén hizo público el pasado Domingo de Ramos un importante Mensaje de Pascua, válido para lazaristas y para todo el pueblo cristiano, que pasamos a reproducir por su indudable interés:

Armas de Su Eminencia Michele Pennisi como Gran Prior Eclesiástico de la Orden de San Lázaro de Jerusalén
Diseñadas por el gran heraldista y amigo, Monsieur Mathieu Chaine

MENSAJE PASCUAL

"A todos los miembros de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén

Jesucristo, resucitando a San Lázaro y resucitando Él mismo de entre los muertos, se revela como el Señor de la vida, que ha derrotado a la muerte y ha abierto definitivamente la puerta de la vida eterna por la que podemos pasar sin daño.
La resurrección de Lázaro, no es solo el símbolo de la resurrección futura, sino también un don que el Señor Jesús ya otorga a quienes creen. Ahora mismo, en el presente, Jesús es para todos los creyentes esa vida divina, inefable, eterna que no morirá jamás.
El grito con el cual Jesús llama a Lázaro no es solo una invitación a cada uno para salir de la tumba del propio egoísmo, insensibilidad, mezquindad, desesperación, sino también la palabra eficaz que libera realmente y nos hace disfrutar de la verdadera vida.
Así como Jesús lloró por su amigo Lázaro, también llora por mí: yo soy Lázaro, yo soy el amigo, enfermo y amado, que Jesús no acepta que se quiebre. En las lágrimas de Jesús descubrimos el corazón de Dios. La causa de nuestra resurrección está en este amor que se deshace en lágrimas. Resucitamos ahora, resucitaremos después de la muerte, porque amó. El amor de Dios es más fuerte que la muerte.
Nos disponemos a celebrar la Pascua, que es un acontecimiento que implica a todos los cristianos más allá de toda diferencia confesional.
El teólogo ortodoxo ruso P. Florenskij, fusilado el 8 de diciembre de 1937, en una homilía titulada “El inicio de la vida” dice: “En el continuo fluir de los acontecimientos, se ha descubierto un centro, se ha revelado un punto de apoyo: ¡Cristo ha resucitado…! Si el Hijo de Dios no hubiera resucitado, todo el mundo se hubiera convertido en un completo absurdo, y Pilato hubiera tenido razón con sus desdeñosas palabras “¿Qué es la verdad?”. Si el Hijo de Dios no hubiera resucitado, el tesoro más precioso se hubiera definitivamente esfumado y la belleza habría irremisiblemente muerto. Si el Hijo de Dios no hubiera resucitado, el puente que une el Cielo y la tierra se hubiera derrumbado para toda la eternidad. Y nos hubiéramos quedado sin ninguno de los dos, porque no habríamos conocido el Cielo y no podríamos defendernos de la destrucción de la tierra”.
El pastor evangélico D. Bonhoeffer, miembro de la “Iglesia de la Confesión” durante el nazismo, en una carta suya desde la cárcel en 1944, dirigida a un amigo antes de ser ajusticiado, escribe que “la resurrección de Cristo es el verdadero ‘punto de Arquímedes’ a partir del cual es posible mover el mundo… Si Cristo no ha resucitado, el punto de apoyo que rige toda nuestra vida vacila y todo se quiebra; nuestra vida se dirige hacia un sinsentido. Todo discurso que tuviera por objeto a Dios sería una ilusión, toda esperanza se desvanece”.
El profesor anglicano N. T. Wright afirma “Dejar que Jesús tome hoy nuestra vida significa conocer y amar a aquel que ha derrotado a la muerte con el poder del amor y de la nueva
creación. Todos los vasos de agua fresca, todas las minúsculas oraciones, todas las luchas contra los déspotas que oprimen a los pobres, todos los cantos de alabanza o bailes de alegría, todas las obras de arte y la música, nada se ha malgastado. La resurrección lo reafirmará, de un modo inimaginable, como parte del nuevo mundo de Dios. La resurrección no se refiere solo a un futuro glorioso, sino también a un presente lleno de sentido.”
Su Eminencia Michele Pennisi, Arzobispo de Monreale, Gran Prior Eclesiástico de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén

El Papa Francisco en la Evangelii Gaudium afirma: “Su resurrección [la de Cristo] no es algo del pasado; entraña una fuerza de vida que ha penetrado el mundo. Donde parece que todo ha muerto, por todas partes vuelven a aparecer los brotes de la resurrección. Es una fuerza imparable. Verdad que muchas veces parece que Dios no existiera: vemos injusticias, maldades, indiferencias y crueldades que no ceden. Pero también es cierto que en medio de la oscuridad siempre comienza a brotar algo nuevo, que tarde o temprano produce un fruto. En un campo arrasado vuelve a aparecer la vida, tozuda e invencible. Habrá muchas cosas negras, pero el bien siempre tiende a volver a brotar y a difundirse. Cada día en el mundo renace la belleza, que resucita transformada a través de las tormentas de la historia. Los valores tienden siempre a reaparecer de nuevas maneras, y de hecho el ser humano ha renacido muchas veces de lo que parecía irreversible. Ésa es la fuerza de la resurrección y cada evangelizador es un instrumento de ese dinamismo” (EG,276).
La victoria pascual de Jesucristo sobre el pecado y sobre la muerte debe suponer en cada uno de nosotros un cambio profundo: a la esclavitud del ídolo del dinero, del poder, del placer, se contrapone la libertad del Hijo de Dios; a la tristeza que nos domina por el miedo al futuro se contrapone la alegría; al egoísmo que nos hace mirarnos sólo a nosotros mismos se contrapone el amor que se expresa en gestos de solidaridad y de responsabilidad.
Jesucristo después de la resurrección se convierte en la nueva piedra de un nuevo edificio al que mirar, a pesar de todas las tribulaciones de nuestra vida, con confianza en el futuro, y que se convierte en piedra viva de una sociedad nueva fundada en la solidaridad, en la legalidad, y en la responsabilidad para ser en nuestra vida cotidiana constructores de paz, abiertos a una esperanza que no decae.
Jesucristo, igual que apartó la piedra que cerraba el sepulcro, también puede apartar la piedra que nos impide reconocer los signos de la presencia de Dios en nuestro tiempo, y transformar nuestro corazón de piedra lleno de egoísmo y de tristeza en un corazón de carne, capaz de amar con el mismo amor gratuito y misericordioso de Cristo y de acoger con un abrazo de paz a todos los hombres.
El Padre, rico en misericordia fortalezca en nosotros la atención y la responsabilidad hacia toda forma de miseria humana para que nos convirtamos en dispensadores de misericordia, nos llene de todas las bendiciones que nos otorga su Espíritu de amor para que podamos resucitar con Cristo y, animados en la esperanza cristiana, aspirar a la felicidad eterna.
Monreale 13 de Abril de 2014, Domingo de Ramos
Michele Pennisi
Arzobispo de Monreale, Gran Prior Eclesiástico de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén".
---------------------------------------------------------------------------------------------------


Por su parte, S.E. Don Carlos Gereda de Borbón, Marqués de Almazán y XLIXº Gran Maestre de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén, también ha hecho público su Mensaje de Pascua, que es el sigiente:

MENSAJE DE PASCUA
Queridos Hermanos y Hermanas:
Una vez más conmemoramos la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo. Y lo que es aún más importante, tras sentir la muerte irremediable de Nuestro Señor, nos alegramos una vez más al celebrar y descubrir que al tercer día resucitó de entre los muertos. Jesús era consciente de su sacrificio por la humanidad, Él resucitó para redimirnos del pecado y llevarnos por el camino de la luz. 
La caridad es nuestra más importante y sobresaliente insignia. La Orden está llamada a servir a los demás en virtud de los valores cristianos como la Fe, la Esperanza y la Caridad. Nos traicionamos a nosotros mismos cuando decepcionamos a los demás, cuando no alcanzamos nuestras propias expectativas de nobles acciones debido al miedo, la ignorancia o incluso la pereza. Cristo es todo lo que necesitamos para mantenernos en pie, para mantenernos caminando hacia adelante, juntos, y no sucumbir a la oscuridad en la niebla de la incredulidad.
Nuestro recientemente nombrado Gran Prior Eclesiástico, mons. Michele Pennisi, arzobispo y abad de Monreale, ha comparado la resurrección de Cristo con nuestro propio despertar de la hipocresía, el materialismo y la crueldad que parece gobernar nuestra sociedad hoy en día. Como se suele decir, los tiempos de crisis son también tiempos de oportunidades. Deberíamos aprovechar la oportunidad que el Señor nos ha concedido al ofrecer a su Hijo a cambio de nuestra propia salvación, para que salgamos de la ceguera morbosa y terrible en que vivimos.
En palabras del Arzobispo Pennisi: "Así como Jesús lloró por su amigo Lázaro también llora por mí: Soy Lázaro, Yo soy el amigo, el enfermo, el arrancado por Jesús de la corrupción del sepulcro. En las lágrimas de Jesús descubrimos el corazón de Dios. La razón de nuestra resurrección está en el amor que se deshace en lágrimas. Nosotros resucitamos ahora en el espíritu y vamos a resucitar después de la muerte, porque Él nos amó. El amor de Dios es más fuerte que la muerte ". 
Ciertamente, el amor de Dios es más fuerte que la muerte, y todos debemos celebrar esa declaración, como si fuera un mantra que ilumine toda nuestra vida. No hay dolor o sufrimiento insoportable cuando el que lo padece está convencido de que un día se desvanecerá en la misma oscuridad de la que salió.
Feliz Pascua a todos vosotros. Espero veros en la próxima peregrinación de junio en Walsingham. Que Cristo y San Lázaro les guíen a todos a través del camino de la luz y de la resurrección. 
Atavis et Armis,
Carlos de Borbón, Marqués de Almazán, Magnus XLIX Magister.

jueves, 24 de abril de 2014

LA MEDALLA DE LA REINCORPORACIÓN DE TRANSILVANIA

Medalla Conmemorativa para la Liberación de Transilvania (Erdélyi Emlékérem), 1940
Medalla de la Reincorporación de Transilvania
Fuente: www.medal-medaille.com

Tras el fatal desenlace de la Primera Guerra Mundial para el Imperio Austro-Húngaro, Hungría reinició su vida como estado independiente el 1 de octubre de 1918.
Con el Tratado de Trianon (1920) Hungría firmó la paz con las potencias vencedoras y perdió más de un 70% de su territorio, que pasó a los nuevos estados centroeuropeos. Eslovaquia y Rutenia Subcarpática se unirían a Bohemia y Moravia para formar Checoslovaquia. Transilvania y parte del Bánato pasaban a Rumanía. Croacia y Voivodina se incorporaban al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, futura Yugoslavia. A consecuencia de estas pérdidas territoriales quedaron importantes grupos de población húngara en Checoslovaquia (884.000 individuos), Voivodina serbia (420.000) y Transilvania rumana (1.662.000).
Poco después, se produjo una revolución comunista, de la mano de Bela Kun, instaurándose la República Soviética Húngara, que fue aplastada tres meses más tarde por las tropas anticomunistas rumanas. Durante este estado de anarquía, el almirante Miklos Horthy tomó el poder como Regente "permanente" del Reino de Hungría (1920-1945), aunque impidiendo la restauración del buen Emperador Carlos I de Austria y Rey Apostólico de Hungría, como Carlos IV, quien intentó en dos ocasiones recuperar la corona de San Esteban sin poder asentarse a orillas del Danubio.

El Regente Horthy
Fuente: budapestcity.org
Durante su regencia, y ya en los años 30, Horthy estableció una alianza con la Alemania de Hitler y los otros miembros del Eje (Italia y Japón), con la promesa de revisar el Tratado de Trianon. Hungría fue recompensada por Alemania con territorios pertenecientes a Checoslovaquia, Yugoslavia y Rumanía, y tomó parte activa en la Segunda Guerra Mundial, pudiendo así recuperar temporalmente aquellos territorios donde había población húngara (sur de Eslovaquia, Rutenia subcarpática, Transilvania septentrional y el norte de la Voivodina), y en los que las autoridades húngaras pretendieron que los húngaros eran la mayoría, aunque los censos hechos por las autoridades rumanas, eslovacas o serbias pretendían lo contrario.
File:Kingdom of Hungary 1944 44 Varmegye.png
Mapa del Reino de Hungría entre 1941 y 1944
Diseño: XryxD
Por lo que a Transilvania respecta, su zona norte, con una superficie de 44.030 km² y una población de 2.578.100 habitantes (según el censo húngaro de 1941) fue otorgada a Hungría por el Segundo Arbitraje de Viena de las potencias del Eje Roma-Berlín-Tokio, el 30 de agosto de 1941. En el sur de Transilvania permanecieron más de 2 millones de rumanos. 
Lejos de resolver el asunto, el Arbitraje de Viena sólo consiguió empeorar las relaciones que había entre Hungría y Rumanía. No consiguió separar a todos los rumanos de todos los húngaros. Entre 1.150.000 y 1.300.000 rumanos, entre el 48% y más del 50% de la población del norte de Transilvania se vieron incorporados a Hungría, mientras que 500.000 húngaros siguieron viviendo en el sur de Transilvania como ciudadanos de Rumanía.
Para conmemorar la reincorporación del norte de Transilvania a Hungría, el Almirante Horthy dispuso la creación de una Medalla el 1 de octubre de 1940. 

Se trata de una pieza circular realizada en aleación de zinc.
En el anverso se muestra la efigie del rey Matías Corvino rodeada por una inscripción en lengua húngara: "Erdélyi RÉSZEK FELSZABADULÁSÁNAK EMLÉKÉRE" ("Medalla de la Liberación de una parte de Transilvania").También aparece la fecha del acontecimiento: "1940".

Anverso de la Medalla de la Reincorporación de Transilvania
Fuente: www.medal-medaille.com

En el reverso aparecen las armas de Transilvania rodeadas por otra inscripción en húngaro: "Matyas Kiraly SZÜLETÉSÉNEK 500 ÉVFORDULÓJ Un" ("Al Rey Matías en el 500º aniversario de su nacimiento"). Matías Corvino (1443-1490) era el hijo de John Hunyadi y reinó como rey de Hungría desde 1458 hasta su muerte. Entre 1479-1483 recuperó Transilvania de manos de los turcos otomanos y es venerado en Hungría como un héroe nacional.
A su vez, en el borbe de la pieza circular otra inscripción dice: "Vitez NAGYBÁNYAI Horthy MIKLÓS KORMÁNYZÓ ORSÁGLÁSÁNAK XX ÉVÉBEN" (En el año 22º de la regencia de Valiant Miklós Horthy de Nagybányai").
La cinta es de color azul marino cortada en triángulo.

Reverso de la Medalla de la Reincorporación de Transilvania
Fuente: www.medal-medaille.com


Tras la derrota de Hungría en la Segunda Guerra Mundial, sus anexiones fueron anuladas y Transilvania norte devuelta a la soberanía rumana.

miércoles, 23 de abril de 2014

23 DE ABRIL: FESTEJAMOS SAN JORGE CON UN LIBRO DE JOSÉ MARÍA DE MONTELLS


Hoy 23 de abril, festividad de San Jorge, felicitamos a nuestros hermanos de hábito de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge y a su Delegado en el Reino de España, S.E. Don Bruno Gómez-Acebo de Borbón.
Dios conceda a nuestra Sacra Milicia sus bendiciones e inspire su acción para que sea fecunda en obras de fe y caridad, y se mantenga siempre fiel a sus principios fundacionales.


Pero el 23 de abril es también una festividad literaria en recuerdo del genio de Cervantes y de exaltación del libro como transmisor de cultura a través de los tiempos.
Para este día les propongo la última obra de nuestro gran amigo y maestro José María de Montells y que lleva por título: Todos los cuentos infames.



Todos los cuentos infames es una antología de relatos ya publicados junto a algunos inéditos. Se trata de una selección de los cuentos que el autor considera más desalmados, que, por influencia del recientemente fallecido Medardo Fraile, se ha decidido a publicar. 
La expresiva portada, en plena consonancia con el título, es un dibujo de la pintora Berta de Montells, hija del autor.
José María de Montells afirma de su última obra:

"...Tengo la impresión que este trabajo es de algún modo complementario del Diccionario (del Diablo) porque hay en todo él, una presencia inexplicable, que solo puede tener un origen oscuro, quizá maligno. Un amigo bienintencionado me dice que le recuerda a Lovecraft. Si así fuera, que no estoy muy seguro, sería un Lovecraft muy de andar por casa, porque los relatos, casi todos ellos, se sitúan en España, se refieren a asuntos locales, con personajes que he conocido y que nada tienen que ver con los dioses primigenios o con Cthulhu. En mi libro, el mal es Satán, no un demonio impreciso.

Hay, desde luego, mucha imaginación, mucho delirio ensoñado. Siempre he pensado que la imaginación es el arma más poderosa que nos ha legado Dios. Así que si alguien piensa que en mis relatos hay algo de realidad, lo niego tajantemente, son pura ficción, aunque naturalmente también haya mucho de verdad. O sea que en este libro hay memoria e invención a partes iguales. Uno escribe siempre de lo que ha vivido o ha soñado, tamizado por la tela de araña que teje el tiempo. Por haber, hay también heráldica. Unos relatos que son en parte, autobiográficos y en parte, fingidos.
Es, quizá, mi libro más intenso y por eso, menos meditado. Todos los cuentos que aquí se han reunido tienen algo en común, son parte de una misma historia, una novela que no he escrito y que, sin embargo, conforma una narración que puede leerse de una vez. Talmente como una novela. Añadir tan sólo que para ser honesto me gustaría que estos cuentos se leyesen y mucho. Al placer de leerlos, unirían a sus sueños un cierto desasosiego...".


Desde Salón del Trono creemos que el libro es una verdadera delicia; con sus dosis exactas de crueldad, humor y apasionamiento para que el lector quede complacido con sus páginas.
Todos los cuentos infames es, sin duda, una antología con cuya lectura se pueden apreciar las sutilezas de un elegante bouquet literario. En sus cuentos podemos admirar la escala de grises de la vida, regocijarnos ante unas narraciones aterciopeladas y correctamente balanceadas en la condimentación de la sorpresa. José María de Montells mantiene alerta su innata capacidad de crítica, lo que le ha permitido seleccionar, razonar y saber cuándo sus narraciones están a punto para ser leídas por el público.
Relatos como: "Franco duerme", "La invasión", "Núcleo duro", La Playa de Rodeira", "Baraka" o "La audiencia de Limantour", son buenos ejemplos de la fina ironía y excelente buen hacer literario de José María de Montells.
Los personajes  que protagonizan estos relatos: el Vº Vizconde de Portadei y su primo Pepe Montenegro, Narciso de Castro, Gil Vicente o Rosita Zamalloa, entre otros, se alternan con figuras históricas como: Valle Inclán, Francisco Franco, Mussolini, Marcel Proust o Don Jaime III de Borbón. Una galería a veces brillante, a veces crepuscular, de caracteres que creen actuar movidos por sus convicciones pero que, en realidad, lo hacen por la intervención de un ignoto Deus ex machina que se desliza hábilmente entre columnas de azufre y todo lo trastoca. 

Todos los cuentos infames está publicado por la Editorial Bendita María, en su colección Fábula, la misma que editara también otra reciente obra del autor: El Diccionario del Diablo.
No se lo pierdan.

martes, 22 de abril de 2014

¡FELIZ PASCUA FLORIDA!




Regina caeli, laetare, alleluia.
Quia quem meruisti portare, alleluia.
Resurrexit, sicut dixit, alleluia.
Ora pro nobis Deum, alleluia.
Gaude et laetare Virgo María, alleluia.
Quia surrexit Dominus vere, alleluia.

Oremus:
Deus, qui per resurrectionem Filii tui, Domini nostri Iesu Christi, mundum laetificare dignatus es: praesta, quaesumus; ut, per eius Genetricem Virginem Mariam, perpetuae capiamus gaudia vitae. Per eundem Christum Dominum nostrum. Amen.

domingo, 13 de abril de 2014

SEMANA SANTA EN SALÓN DEL TRONO

Queridos amigos y seguidores:

Comienza la Semana Santa y, fieles a los Misterios Pascuales, nos disponemos a vivir, un año más, la Pasión, Muerte y gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.
Por tal motivo este Blog deja de publicar sus entradas desde mañana, Domingo de Ramos (13 de abril), hasta el Lunes de Pascua (21 de abril).
Les deseo unos muy felices y reflexivos días mientras les dejo con mis particulares devociones, a las que como Hermano, acompañaré en sus respectivas estaciones de penitencia:

Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Perdón y María Santísima de la Salud. ("La Salud")

Nuestro Padre Jesús del Perdón

María Santísima de la Salud en su paso de palio



REAL, ILUSTRE Y FERVOROSA HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE NUESTRA SEÑORA DEL SANTO ROSARIO, NUESTRO PADRE JESÚS DE LA SENTENCIA Y MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA MACARENA ("LA MACARENA")


Nuestro Padre Jesús de la Sentencia

María Santísima de la Esperanza Macarena

Pontificia, Real, Ilustre y Primitiva Hermandad de Nuestra Señora del Rosario y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón y Nuestra Madre y Señora de Montserrat. ("Montserrat")

Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón en su paso de misterio

Nuestra Señora de Montserrat