SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 21 de enero de 2015

MONOGRAFÍA SOBRE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN LUIS



Acaba de ver la luz en Francia una hermosa monografía sobre la Real y Militar Orden de San Luis y cuyo autor es Cristophe Guimaraes. Analiza el periodo histórico comprendido entre 1693, fecha de fundación de la Orden por Luis XIV y 1830, año en el que la Monarquía de Julio la declara suprimida.
La obra, profusamente ilustrada, cuenta con un prólogo del general Jean Louis Georgelin, Gran Canciller de la Legión de Honor.


Las imágenes del libro son bellas y elocuentes

La obra se divide en seis capítulos:

1º. Resumen histórico de la Orden.
2º. Las cruces.
3º. Los estilos y los tiempos.
4º. Las medallas conmemorativas.
5º. Los jetones.
6º. Los vasos decorativos de honor.

También incluye varios apéndices con listados cronológicos, de caballeros, modelos, etc.
En sus 196 páginas se condensa una gran obra, pensada para disfrutar de la Falerística Francesa como ésta se merece.


Diferentes modelos de insignias de la Orden


Recordemos que la "Orden Real y Militar de San Luis fue creada en abril de 1693 por Luis XIV de Francia para recompensar a los oficiales más valerosos. Su creación se debió a la reorganización de los ejércitos de mediados del siglo XVII y a la aparición de numerosos militares de procedencia burguesa que se distinguían por su valor.
La orden más prestigiosa, la Orden del Espíritu Santo, estaba reservada a la nobleza y contaba sólo con cien caballeros; por otra parte la Orden de San Miguel, y la Orden de San Lázaro de Jerusalén, tenían también estatutos que limitaban el número de recipiendarios.
Por ello, el Rey Sol decidió la creación de esta Orden, cuyos beneficiarios debían ser católicos y haber servido más de diez años como oficiales, pero no debían ser obligatoriamente nobles. Sin embargo, los nobles representaban una parte importante de los efectivos, proporción que fue creciendo en el curso del siglo XVIII con el progresivo desplazamiento de los plebeyos de los cuadros de oficiales. Para los oficiales protestantes, especialmente los suizos y alemanes al servicio del rey de Francia, Luis XV creó la "Institución del Mérito Militar" en 1759.
Los suboficiales y la tropa no podían recibir ni la orden de San Luis ni la Institución del Mérito Militar, pero tenían derecho al “Medallón de las dos espadas” que les concedía ciertos privilegios. Debe señalarse que este Medallón de las dos espadas (llamado Medallón de veteranía) no fue suprimido por la Revolución Francesa, a diferencia de lo que ocurrió con las órdenes de la Monarquía.
Detalle del medallón central
Foto: www.saint-louis.info
En 1791, la orden de San Luis de unió con la Institución del Mérito Militar bajo el nombre de Condecoración Militar. Esta condecoración fue a su vez suprimida el 15 de octubre de 1792, lo que, sin embargo, no impedirá a Luis XVIII incorporar a oficiales emigrados y a jefes vendeanos en la orden de San Luis.
En 1814, Luis XVIII recreó la orden de San Luis con el objetivo explícito de sustituir a la Legión de Honor, pero el prestigio de la orden napoleónica era tal que hubo de acptarse reformando sus insignias. 
La Orden de San Luis fue suprimida en 1830 a la caída de los Borbones y la implantación de la Monarquía de Julio de Luis delipe de Orleans. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada