SERVUS HISPANIARUM REGIS



sábado, 21 de febrero de 2015

DON ANTONIO DE MÉDICI, EL HIJO DEL ESCÁNDALO

Don Antonio de Médici

Nos regalaba hace escasas fechas La 2 de televisión, con un muy interesante programa de investigación forense y de medicina histórica, sobre la extraña muerte del Gran Duque de Toscana, Francisco I, y su esposa Bianca Capello. Toda una conspiración en la corte de los Médici que se saldó con el envenenamiento de los Grandes Duques y la toma del poder por Fernando I.
Los amores de Francisco y Bianca pusieron virtualmente en la línea sucesoria al trono florentino a un personaje, Don Antonio, que nunca llegó a reinar, pero que disfrutó de una posición acomodada y del apellido Médici.

El Gran Duque Francisco I, estando casado con Juana de Habsburgo-Jagellon, se encaprichó de la bella noble veneciana Bianca Capello. Su relación clandestina se vio enturbiada por el asesinato del marido de Bianca en circunstancias que nunca se aclararon. Todo ello causó un enorme revuelo en el seno de la familia Médici. 
Tras el fallecimiento de Juana de Habsburgo en 1578 a consecuencia de un parto prematuro, Francisco y Bianca pudieron finalmente casarse en 1579, aunque por prudencia, las nupcias fueron celebradas en secreto, a causa de la firme oposición de toda la familia del Gran Duque en contra de Bianca, que consideraba aquella relación escandalosa. No obstante Francisco I celebró luego públicamente los festejos de la boda.
El hijo de la pareja, Don Antonio, nació en Florencia el 29 de agosto de 1576. Fue el único hijo varón que sobrevivió a su padre, aunque no fue aceptado como su heredero. Por ello, el Gran Ducado recayó en su tío, el Cardenal Fernando, quien subió al trono como Fernando I de Médici, al morir Francisco y Blanca al mismo tiempo en extrañas circunstancias después de una cena en 1587.
Bianca Capello y Don Antonio
Realmente jamás se aclaró el verdadero linaje de Antonio, quien nació y se crió escondido de las intrigas de palacio. Hay fuentes de la época que lo señalan como el hijo de una sirvienta de Bianca y un desconocido, y que fue simplemente adoptado por la pareja. Hay conjeturas que van más allá y añaden incluso que Bianca simuló un embarazo para poder así darle un hijo varón al Gran Duque, quien hasta el momento, sólo había tenido hijas con quien era en el momento su esposa. Sin embargo Juana finalmente le dio al Duque un hijo varón legítimo, Felipe, que sin embargo, aquejado de hidrocefalia, murió a la edad de cinco años, poco después de que su madre también falleciera.
Antonio estuvo siempre bajo la sombra de su tío el Gran Duque Fernando I, quien le entregó una pensión de tres mil escudos al año,  a cambio de la renuncia a cualquier título principesco y la herencia de su padre.
Scuola fiorentina, ritratto di don antonio de' medici, XVI-XVII sec.JPG
Don Antonio de Médici con peto de la Orden de Malta
Foto: Sailko
Contrajo matrimonio con Artemisa Tozzi, con quien tuvo cinco hijos. Vivió en una de las Villas de la familia y viajó mucho.
Después de ser investido Caballero de la Orden de Malta, fue enviado como diplomático a Francia y Milán en 1598, a Génova al siguiente año, Bolonia en 1601, Livorno, Mantua, Rávena y Roma. En España recibió el apelativo de "Don" por el cual fue conocido en el mundo diplomático de la época.
Murió en Florencia el 2 de mayo de 1621. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada