SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 20 de diciembre de 2015

LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR DE PONTEVEDRA

Santa Maria a Maior de Pontevedra 02.jpg
Fachada principal de Santa María la Mayor
Foto: Adrián Estévez

La Basílica de Santa María la Mayor es la iglesia principal de Pontevedra, ciudad que al no ser sede episcopal carece de catedral. Se ubica en el casco antguo, justo en el mismo sitio donde antiguamente se erigía una pequeña iglesia románica, que se derribó en el siglo XV. Su construcción se debe al encargo realizado por el Gremio de Mareantes, entidad civil más antigua de Pontevedra y gremio de mar más antiguo de toda España. Se construyó siguiendo los planos de Juan de los Cuetos y Diego Gil, entre otros (Cornielis de Holanda, Mateo López, Sebastián Barros, Domingo Fernándes y Juan Noble). Se trata de un edificio de estilo gótico, con influencias del manuelino portugués.
Externamente destacan sus fachadas. La principal, orientada a oeste, presenta una amplia escalinata para acceder a ella. Tiene estructura en forma de retablo, con tres cuerpos abundantemente decorados (siguiendo el estilo plateresco), obra del maestro Cornielis de Holanda y Juan Noble, y datada en 1541.. La puerta se sitúa en el cuerpo central y presenta un arco de medio punto enmarcado por las esculturas de San Pedro y San Pablo. En la parte superior a la puerta se puede contemplar un relieve de la dormición de la Santísima Virgen; y por encima de él decoración sobre la base de medallones en forma de conchas de vieiras, así como esculturas de santos, personajes bíblicos e incluso históricos; y, todavía más alto, un rosetón (responsable de la iluminación del espacio interior), simbolismo del cielo. La fachada se ve coronada por un Calvario y por último la crestería típica del estilo manuelino portugués. Como dato anecdótico comentar que entre las figuras de los santos que aparecen en la decoración de esta fachada, se pueden distinguir los bustos de Cristóbal Colón y Hernán Cortés que están situados a los lados del rosetón.
Detalle de la crestería de la cabecera del templo
Foto: Iago Pillado
También presenta una fachada en la cara sur del edificio, con un arco de medio punto con jamba pétrea decorada barrocamente y en ella destaca el crucero de dimensiones considerables. También presenta crestería manuelina coronando los muros y el ábside del templo, el cual presenta un gran ventanal decorado siguiendo el estilo manuelino.
Respecto al interior, la iglesia presenta plata basilical con tres naves (la central con predominio de estilo renacentista, mientras que las otras dos, al igual que las capillas, están influidas por el estilo tardogótico) y capillas laterales.
La cubierta de las naves, así como de las capillas laterales se ejecuta mediante bóvedas de crucería, de entre las cuales hay que destacar la que fue llevada a cabo por parte de Diego Gil en el año 1522.
En la conocida como Capilla Mayor se puede contemplar un retablo de madera de castaño y nogal, de fábrica moderna, ya que se puede datar entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, obra de escultor gallego creador de una escuela de talla en Santiago de Compostela, Máximo Magariños, que realizó también el púlpito, así como catorce cuadros con bajos relieves que forman las catorce estaciones del Vía Crucis de la iglesia.
Interior de la Basílica
Foto: Luis Fernández García
Otras capillas dignas de mención son:
  • Capilla del Cristo, que también se le conoce como Capilla del Buen Jesús e incluso de la Angustia. En ella se puede contemplar un altar de estilo barroco datado en el siglo XVIII y obra de José Ferreiro. Esta capilla tiene una inscripción en la que se indica que la fundación de la misma se debe a la familia Barbeito Padrón en 1525, razón por la cual en ella están enterrados además de los fundadores (el matrimonio formado por Juan de Barbeito y Teresa Álvarez Figueroa), otros miembros de esta familia.
  • Capilla de las Angustias, en la que hay una imagen de la Virgen de las Angustias, un escudo de los Fonseca y donde reposan los restos de Bartolomé Sarmiento.
  • Capilla de la Purísima, con su retablo de madera (en el que se venera la imagen de la Virgen de la Esperanza, conocida como la Virgen de la O, que es la patrona de Pontevedra ciudad) con cinco Tablas datadas en 1500 y obra del escultor portugués Atayde.
  • Capilla de la Trinidad, con un altar semejante al de la capilla del Cristo , pero con simbolismos y esculturas referentes al Padre, Hijo y Espíritu Santo (Santísima Trinidad). Además en él podemos ver una talla de Nuestra Señora con el Niño, de escasas dimensiones, que se sitúa sentada sobre el Arca de Noé, la cual se utiliza de Sagrario. Además lateralmente presenta las imágenes en madera policromada de los apóstoles Pedro y Pablo.
  • Altar de la Virgen Dolorosa, en el que hay un retablo barroco en cuya parte inferior y dentro de una urna acristalada se puede ver un Cristo Yacente.
Detalle de la Circuncisión del Señor en el antiguo retablo de Santa María
Foto: P. Lameiro

La Iglesia de Saanta María la Mayor es desde 1962 Basílica, por decreto del Papa san Juan XXIII. Actualmente, está considerada como Bien de Interés Cultural, y fue declarada Monumento Histórico-Artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 1931.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada