SERVUS HISPANIARUM REGIS



viernes, 22 de enero de 2016

LA BATALLA DE ISANDHLWANA

Isandlwana.jpg
El 22 de enero de 1879, y en el contexto de la Guerra Anglo-Zulú, tuvo lugar la batalla de Isandhlwana. 
La penetración colonial británica en las tierras de África del Sur había conducido a que el 11 de diciembre de 1878, Londres presentara un ultimátum al rey zulú Cetshwayo, demandándole que disolviera su imperio, cuando prácticamente ya se habían decidido a atacarlo. El ejército británico, al mando del Barón de Chelmsford, contaba con 16.800 hombres y estaba compuesto de regimientos de caballería, infantería y del Cuerpo de Voluntarios de Natal, formado por africanos y bóers. Las columnas de suministro estaban compuestas por 612 carromatos y 113 carros ligeros tirados por 7.626 animales de tiro lo que causaba mucho retraso. Chelmsford trasladó sus tropas desde Pietermaritzburg, donde estaba instalado, hasta el campamento de Helpmekaar, cerca de Greytown.
El 9 de enero de 1879 llegaron a Rorke´s Drift, y, en la mañana del 11 de enero, sin aguardar la respuesta al ultimátum, comenzaron a cruzar el río Buffalo, entrando en Zululandia. Los británicos acamparon en Isandhlwana, un lugar en campo abierto, que no fortificaron, confiando en su armamento y organización superior, y aunque dispusieron patrullas de reconocimiento que se encontraron con algunos zulúes, no fueron capaces de descubrir la magnitud de la concentración de tropas zulúes de las inmediaciones, que consistía en 35 impis (regimientos).
Chelmsford dividió su ejército y se dedicó a buscar los zulúes. Dejó el 1º batallón del 24º Regimiento de infantería al cuidado del campamento bajo el mando de Henry Pulleine, un administrador sin experiencia bélica.
Mientras Chelmsford estaba en campo abierto buscando el ejército zulú y hostigado por pequeñas partidas zulúes que lo alejaron del campamento, el grueso del ejército indígena, al mando de Ntshingwayo Khoza, compuesto por unos 22.400 hombres, atacó el campamento británico. En su táctica de los cuernos (un número reforzado de impas en el centro, con dos cuernos izquierdo y derecho con los soldados más jóvenes que creaban una gran bolsa cerrando la retirada del ejército) los 1.300 soldados británicos y 800 nativos fueron totalmente superados, pese a su clara ventaja tecnológica con los fúsiles y mosquetones (al igual que revólveres) frente a los ikwla (lanzas, llamadas así por el sonido que hacían al ser extraídas de los cuerpos de los enemigos) y los escudos de piel de vaca. Los zulúes no hicieron prisioneros y mataron a casi todos, tan sólo 55 militares británicos y 300 nativos consiguieron huir, atravesando el río Buffalo. Algunos de ellos se unirían al contingente de Rorke´s, librando a la noche siguiente el combate que más Cruces Victoria ha otorgado. 
Escena de la Batalla de Isandhlwana
Después de la batalla, los zulúes, siguiendo su tradición, abrieron los cuerpos de los muertos para liberar los espíritus, teniendo especial vehemencia con los jóvenes tambores del ejército británico, creyendo que estaban poseídos. Sólo un militar británico de los que perecieron fue perdonado por los zulúes al haber luchado este hasta la muerte, terminando la munición de su fusil y revolver encima de un carro y arremetiendo contra la masa zulú sable en mano.
Monumento en homenaje a los guerreros zulúes en el campo de batalla de Isandhlwana
Isandhlwana fue la primera derrota de los británicos en África, una de las peores derrotas del ejército británico, los zulúes perdieron 1000 hombres y otros 2000 resultaron heridos y los ingleses sufrieron más de 1.300 muertos mas 200 heridos 500 prisioneros y 300 huidos.
La batalla fue llevada al cine, en la película Amanecer zulú.
Amanecer-Zulu.jpg (1124×1600)
Cartel de la película Amanecer Zulú

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada