SERVUS HISPANIARUM REGIS



jueves, 25 de febrero de 2016

URBANO VII, EL PAPA EFÍMERO

C o a Urbanus VII.svg
Armas de Urbano VII
Diseño Ech.una.man.
Giovanni Battista Castagna, Urbano VII, nació en Roma el 4 de agosto de 1521 aunque era de origen genovés. Fue hijo de un noble de esa procedencia llamado Cosimo y de la romana Constanza Ricci. Tras estudiar derecho civil y canónico, se doctoró en Bolonia, y trabajó como auditor para su tío el cardenal Girolamo Verallo.
Tras ser nombrado en 1553 arzobispo de Rossano, fue nombrado en 1555 gobernador de Fano bajo el pontificado de Julio III, pasando ya, con Pablo IV a ser gobernador de Perugia y Umbía.
Entre 1562 y 1563 actuó como legado pontificio de Pío V en el Concilio de Trento, tras lo cual acompañó al cardenal Buoncompagni, futuro Gregorio XIII, a España como miembro de la legación papal que iba a intervenir en el proceso abierto al cardenal de Toledo, Bartolomé Carranza.
Tras permanecer siete años en España en calidad de nuncio papal, regresó a Italia y, tras renunciar a la sede arzobispal de Rossano, fue enviado en 1577 como nuncio a Venecia, desde donde pasó a Bolonia como gobernador y, ya en 1578, nombrado legado extraordinario en Colonia para actuar en la conferencia de paz que daría lugar a la Unión de Arrás.
De nuevo en Roma fue nombrado, en 1583, cardenal presbítero de San Marcelo y en 1584 legado papal en Bolonia para, posteriormente y bajo el pontificado de Sixto V, actuar como Inquisidor general del Santo Oficio.
Al morir Sixto V, en un cónclave en el que sólo participaron 54 cardenales de los 65 que entonces formaban el Colegio Cardenalicio, y gracias a la influencia de los cardenales españoles, Giambattista Castagna fue elegido nuevo pontífice el 15 de septiembre de 1590.
Urban VII.jpg
Su Santidad Urbano VII
Su pontificado duró tan sólo trece días, ya que el 27 de septiembre de 1590 fallecía víctima de la malaria.
Su papado es considerado como el más corto en la historia desde que, en 1961, la Iglesia Católica excluyó de las listas de papas legítimos a Esteban II, quien gobernó la Iglesia durante tan sólo 3 días en el año 752, sin llegar a ser nombrado formalmente como Papa.
A su muerte, dejó todas sus posesiones personales a la caridad, que fueron usadas por la Archiconfraternidad de la Anunciación para la dote de niñas pobres.
Las profecías de San Malaquías se refieren a este papa como De rore coeli ('Rocío del cielo'), cita que hace referencia a que fue obispo de Rossano y Ros significa 'rocío', y a que sólo gobernó la Iglesia durante trece días, un periodo tan breve como el rocío del cielo.
Fue el papa 228 de la Iglesia católica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada