SERVUS HISPANIARUM REGIS



martes, 11 de octubre de 2016

LOS TRATADOS DE PARTICIÓN DE LA CORONA ESPAÑOLA (1698 Y 1700)

Rey Carlos II.jpg
Carlos II, el último de los reyes de la Casa de Austria en España
Un 11 de octubre de 1698 se firmaba entre Francia e Inglaterra el Primer Tratado de Partición (también conocido como Tratado de La Haya), que regularizaba la posición que Londres y París tomarían en el momento en el que se produjera el fallecimiento del monarca español, Carlos II, quien carecía de descendencia.
Tras la Paz de Rijswick de 1697, se hacía necesario un acuerdo internacional para resolver el problema de sucesión al trono español. El Primer Tratado de Partición proponía como heredero de la Monarquía Católica a José Fernando de Baviera, en perjuicio del archiduque Carlos de Austria, que en compensación recibiría el Milanesado. También como compensación por su renuncia a sus derechos a la Corona española, el Tratado proponía que Luis, el Gran Delfín, hijo de Luis XIV, obtuviese el Reino de Nápoles, el de Sicilia, los Presidios de Toscana y Guipúzcoa. De este modo, José Fernando de Baviera recibiría los reinos de España (excepto las tierras guipuzcoanas), los Países Bajos Españoles y las Indias. 
El rey Carlos II de España se opuso a este acuerdo, ya que significaba la división del Imperio Español, cosa que deseaba evitar a toda costa.
En febrero de 1699 murió prematuramente José Fernando de Baviera, por lo que Francia e Inglaterra y las Provincias Unidas tuvieron que firmar un nuevo acuerdo, el Segundo Tratado de Partición el 3 de marzo de 1700.
JosephFerdinand.jpg
José Fernando de Baviera, el rey que no pudo ser 
Este nuevo tratado, firmado en Londres, establecía que el trono español pasaría a manos del Archiduque Carlos de Austria, manteniéndose las concesiones a Francia (Nápoles, Sicilia, Presidios de Toscana y Guipúzcoa) como compensación por su renuncia a sus derechos sobre el trono español. Además recibiría la Lorena, siendo compensado el Duque de Lorena con el Milanesado español.
El Archiduque Carlos de Austria, futuro Emperador Carlos VI
El Segundo Tratado de Partición se firmó a pesar de la oposición del emperador Leopoldo I de Austria, que reclamaba la totalidad de los territorios de la Corona española; y del monarca hispano Carlos II, que no deseaba la disgregación de sus dominios.
Felipe de Anjou, Felipe V de Borbón, Rey de España.
Finalmente Carlos II, en su testamento, legó todas sus posesiones al segundo hijo del Delfín, Felipe, Duque de Anjou. Fallecido el monarca hispano en noviembre de 1700, el rey Luis XIV de Francia renunció a los acuerdos de partición, aceptando así el testamento de Carlos II que favorecía claramente sus intereses. Estos factores, y otros, condujeron a la Guerra de Sucesión Española que comenzó en 1701.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada