SERVUS HISPANIARUM REGIS



jueves, 12 de enero de 2017

FEDERICO I, GRAN DUQUE DE BADEN

Friedrich I. von Baden.jpg

El Gran Duque Federico I de Baden nació en la ciudad de Karlsruhe el 9 de septiembre de 1826.
Era hijo del gran duque Leopoldo I de Baden y de su esposa, la princesa Sofía Guillermina de Suecia, hija a su vez del rey Gustavo IV Adolfo y de la princesa Federica de Baden.
A causa de la enfermedad mental de su hermano mayor Luis, Federico asumió la regencia ad interim del Gran Ducado desde 1852 hasta 1855 y se le nombró gran duque al año siguiente.
Contrajo matrimonio en 1856 con la princesa Luisa de Prusia, hija del rey y luego emperador, Guillermo I y de la princesa Augusta de Sajonia-Weimar-Eisenach. Tuvieron tres hijos: Federico II, último Gran Duque reinante de Baden, Victoria, Reina consorte de Suecia por su matrimonio con Gustavo V y Luis.
Federico I fue considerado por sus contemporáneos como un defensor de la monarquía constitucional. Durante su reinado, se introdujeron en Baden el matrimonio civil y la elección directa de la Cámara del Parlamento
Participó con su pequeño ejército en la Guerra Franco-prusiana dentro de la coalición de estados alemanes y, en 1871, fue uno de los soberanos que estuvo presente en la ceremonia de la proclamación del Imperio Alemán que se realizó en el Palacio de Versalles.
Su visión política le alejó de las pretensiones expansionistas de Guillermo II, sobre todo a raíz de la primera Crisis de Marruecos que se solventó con la Conferencia Internacional de Algeciras de 1906. El propio Federico I envió una carta al Kaiser advirtiéndole de lo nociva que podría llegar a ser para la economía alemana una guerra contra Francia.
Federico I murió el 28 de septiembre de 1907 en su residencia estival en la isla de Mainau. Sus restos reposan en la Capilla sepulcral de los Grandes Duques de Baden en Karlsruhe.
Retrato de Federico I de Baden en los últimos años de su vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada