SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 8 de febrero de 2017

JÓZSEF MINDSZENTY, UN CARDENAL CONTRA LOS TOTALITARISMOS

Mindszent József virággal.jpg

József Mindszenty nació en Csehimindszent (Vas), Hungría, el 29 de marzo de 1892.
Fue ordenado sacerdote en 1915 por el obispo de Szombathely, el conde János Mikes. 
Durante el estallido de la revolución comunista de 1919, que dio paso a la muy breve República Soviética Húngara, József fue internado en un campo de concentración junto con su obispo.
Una vez derrotado el régimen bolchevique de Bela Kun, fue liberado junto con los demás religiosos. En ese mismo año de 1919 fue nombrado párroco de la ciudad de Zalaegerszeg, compenetrándose rápidamente con los habitantes y brindando gran apoyo a sus fieles.
Mindszenty fundó numerosas escuelas y parroquias, y su nombre se encuentra ligado a una carta de protesta de varios obispos en contra de los asesinatos de judíos cuando Adolf Hitler comenzó a arremeter contra ellos en Alemania. Su firmeza ante la presión del nazismo y los llamados Cruces Flechadas (partido filo nazi surgido en Hungría durante la IIª Guerra Mundial) supuso un poderoso freno a las atrocidades que trataron de llevarse a cabo contra los judíos.
En efecto, durante la Segunda Guerra Mundial, con Hungría aliada del Eje, Mindszenty ayudó a muchos húngaros pobres, coordinando el abastecimiento de alimentos en campos de refugiados. El 4 de marzo de 1944 fue nombrado obispo de Veszprém por el papa Pío XII, quien luego lo nombraría arzobispo de Esztergom.
Mindszenty se convirtió en un símbolo apreciado y respetado por los húngaros de su tiempo, independientemente de su confesión religiosa católica o protestante. Fue arrestado el 27 de noviembre de 1944 por oponerse al alojamiento de los soldados alemanes y húngaros pro-nazis del Partido de la Cruz Flechada en su Palacio. 
Terminada la guerra, el Papa Pío XII lo crea cardenal el 8 de septiembre de 1945 con el título de san Esteban del Monte Celio. 
El nuevo régimen comunista comenzó a realizar ataques verbales y legales contra la Iglesia católica, y en especial contra la figura de Mindszenty, quien respondió a todas las acusaciones. El Cardenal fue arrestado entonces el 26 de diciembre de 1948 y llevado a un cuartel en Budapest, donde constantemente fue sometido a torturas, tratando de obligarle a renunciar a su cargo eclesiástico.
Sometido a juicio, el tribunal comunista le condenó a cadena perpetua.
El Cardenal en el banquillo
Posteriormente y a causa de su delicada salud, fue mantenido bajo arresto domiciliario, 
Durante el estallido de la Revolución Húngara de 1956 fue liberado y llevado a Budapest, donde realizó varias alocuciones públicas y en la radio en favor de la libertad de Hungría.
El Cardenal Mindszenty con un grupo de patriotas húngaros durante la Revolución de 1956

Una vez fracasada la revolución anti-comunista, Mindszenty se vio obligado a refugiarse en la embajada de los Estados Unidos, donde recibió asilo político ese mismo año. En ese recinto permaneció entonces más de una década hasta que fue liberado el 23 de septiembre de 1971, tras llevarse a cabo ciertos convenios entre la Santa Sede y el gobierno comunista húngaro. El Cardenal abandonó el país y se refugió en Austria, donde continuó brindándole apoyo a los húngaros que vivían dentro y fuera de Hungría.
En los años siguientes el Cardenal viajó a los Estados Unidos, Canadá, Colombia y a otras naciones para encontrarse con sus fieles húngaros en el exilio.
En 1975, Mindszenty visitó a la comunidad húngaro-venezolana, siendo recibido por el entonces presidente Carlos Andrés Pérez con honores de jefe de Estado. 
Falleció el 6 de mayo de 1975 en Viena.
Tras el final del régimen comunista húngaro, los restos del cardenal Mindszenty fueron trasladados a Esztergom, siendo depositados en una capilla de su catedral, lugar que sigue siendo visitado y honrado por el pueblo húngaro, siempre agradecido a la memoria de su valiente y caritativo pastor.
Tumba del cardenal Mindszenty en Esztergom
Foto:Andres rus

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada